Prohibidos por el tratado START II firmado por George Bush y Boris Yeltsin, pero no excluidos en el nuevo tratado START del 2011, Rusia está inspirándose en las viejas estrategias soviéticas para revivir los misiles balísticos intercontinentales ocultos a simple vista: el concepto de “Tren Nuclear”.

Tren-nuclear-rusiaComo si fuera un conjunto de piezas de una película de James Bond, este nuevo y mejorado Tren Nuclear transportará una carga aún más aterradora que sus predecesores soviéticos. El Combat Railway Missile Complex (como lo llaman los rusos) es algo parecido a un submarino de misiles balísticos nucleares con base en tierra, aunque es mucho menos costoso de operar. La naturaleza de su movimiento constante y su capacidad de camuflaje para estar “oculto a simple vista” representan un segundo golpe disuasivo, una capacidad de supervivencia que es difícil de alcanzar.

La idea es que una parte de la flota del Combat Railway Missile Complex recorra las vías en momentos puntuales, operando entre trenes de pasajeros y trenes de carga similares, haciendo que el seguimiento continuo por parte de las potencias occidentales sea extremadamente difícil de lograr.

Misil-Trenes-nuclearesEsta nueva plataforma de misiles con base ferroviaria se dice que es llamada “Barguzin”, nombre que le viene del fuerte viento del este que sopla desde el lago Baikal. El sitio de noticias rusas RT informa que, al igual que los 12 Trenes Nucleares predecesores de la era soviética, que fueron retirados del servicio en 1993, Barguzin también tendrá sus vagones disfrazados de coches de refrigeración comercial estándares, aunque no necesitarán de ruedas reforzadas de acero pesado como las unidades anteriores. Esto se debe al hecho de que los nuevos trenes ICBM “Yars” RS-24 cargarán la mitad del peso que cargaban los ICBM “Molodets” RT-23 en la era soviética. Sin el tren de rodaje reforzado, el hecho de que estos vagones de trenes ICBM se vean exactamente igual a los normales de refrigeración, hará que sean casi imposibles de rastrear, incluso por informadores que se encuentren en el terreno.

Cada uno de estos trenes contará con seis RS-24, capaces de transportar a cuatro Vehículos de Reentrada Múltiple e Independiente (MIRV por sus siglas en inglés). Esto significa que cada tren, de los cuales cinco están actualmente previstos, podría contener 24 ojivas termonucleares, cada una de ellas capaz de destruir una ciudad entera. Esto representa una potencia apocalíptica increíble que circulará por las vías ferroviarias.

Interior-Trenes-NuclearesEl RS-24 en particular no es el ICBM más poderoso de Rusia, incluso los “Molodets” RT-23, a los que él sustituye en el rol de Tren Nuclear ICBM, contiene el doble de armas que el MIRV, cada uno con mayores opciones de rendimiento explosivo. Sin embargo, lo que le falta en potencia al RS-24, lo compensa con su precisión y su capacidad de supervivencia. Se trata de uno de los misiles balísticos intercontinentales más rápidos del mundo, esto significa que se requieren tiempos de reacción mucho más rápidos cuando se enfrenta a un lanzamiento del RS-24. Al final, esto equivale a una menor ofensiva por parte del enemigo una vez que se dispersen las ojivas del RS-24, y a un menor tiempo para el enemigo (en este caso los EE.UU.) para desplegar sus defensas contra los misiles balísticos.

RD-24-yars
zenit.ba

El RS-24 también tiene una “huella” de lanzamiento infrarroja más corta, lo que lo hace más difícil de detectar y de rastrear por los satélites espaciales de alerta temprana infrarroja. Los Yars también poseen los sistemas de señuelos más avanzados de Rusia, destinados a engañar a los sistemas de misiles anti-balísticos de Estados Unidos; y se dice que está equipado con un vehículo post-boost altamente maniobrable. Se estima que los MIRV del RS-24 tienen una probabilidad de error circular de sólo 45,7 metros, después de volar unos 12.070 kilómetros hacia su objetivo, haciéndolo un ICBM muy preciso, especialmente para los estándares rusos.

rs24
warfare.be

El renovado interés de Rusia por los Trenes Nucleares se dice que es una respuesta al proyecto estadounidense Conventional Prompt Global Strike, que prevé un coctel de misiles hipersónicos, aviones, misiles balísticos (posiblemente) e incluso de armamento espacial, para alcanzar a un objetivo en un plazo de una hora en cualquier parte del globo. Este nuevo planteamiento, que no ha puesto nada en funcionamiento hasta el momento, ha sido considerado una amenaza para los misiles balísticos intercontinentales motorizados, que tienen que exponerse para su lanzamiento. Un Tren Nuclear perfectamente disimulado como un tren comercial sería mucho más difícil de detectar y puede, literalmente, ocultarse a simple vista, y solo transformarse momentos antes del lanzamiento.

Los Trenes Nucleares y el enfoque revitalizado de Rusia en el desarrollo de su arsenal nuclear es solo otra señal de lo tensa que se ha vuelto la relación entre Rusia y Occidente. Estas capacidades requieren de mucho dinero para desarrollarse y sostenerse, y sumado a las recientes inversiones de Rusia en la aviación de largo alcance, su fuerza de submarinos nucleares y las fuerzas nucleares basadas ​​en tierra, el hecho de que Rusia crea que hay una necesidad real de invertir en esta disuasión nuclear es una señal muy fuerte.

Vladimir Putin, Sergei IvanovEn vista de que la economía rusa está en caída libre y que la imagen del presidente Putin como el hombre fuerte que llevará a Rusia hacia un futuro próspero, empieza a ponerse en duda, será interesante ver si estas costosas inversiones en armas continuarán con el ritmo actual. Y, si lo hacen, será otra señal de que nos estamos dirigiendo hacia algo parecido a la guerra fría de hace décadas.

Fuente: jalopnik.com

Dejar respuesta