¿Qué hay dentro de los túneles de vuestras maquetas de trenes? De todo el tiempo que pasamos en el exterior de nuestras montañas, a menudo le prestamos muy poca atención a los túneles más allá de los portales en los extremos. Esto puede parecer una pérdida de tiempo, pero desde la mayoría de los ángulos de visión, por lo menos unos cuantos centímetros del interior de un túnel pueden ser vistos. Y nada rompe más rápido la ilusión que un túnel que conduce a un bosque de tiras de cartón, espuma aislante de color rosa, madera contrachapada y alambres.

Túnel-interiorDetallar el interior del túnel no tiene que ser un proyecto de gran envergadura. Aunque se puede ver, no se puede ver lo suficientemente bien como para preocuparse por cada detalle. Revestir el túnel se trata bastante de lo que no se ve porque está ahí. En los túneles largos, no se tiene que cubrir todo el interior, sólo lo suficientemente para proteger las vistas desde fuera. En los túneles más largos, dejar espacio para el acceso en caso de un descarrilamiento es más importante que un interior que nunca se verá, a menos que se monte una cámara en un tren.

Materiales

La mayor parte de los materiales necesarios para este proyecto son, probablemente, ya parte de los suministros habituales para la construcción del paisaje. Aquí están los materiales y herramientas que son necesarias:

  • Papel de aluminio
  • Tiras de cartón (recortes de cajas viejas)
  • Compuesto para juntas Drywall (mezcla seca)
  • Agua
  • Pinturas spray gris y negro mate
  • Balasto
  • Pegamento blanco (sin diluir y diluido para el balasto)
  • Pistola de pegamento caliente
  • Tijeras
  • Bol para mezclar
  • Paleta / Espátula

Algunas arrugas, un poco de pintura y una lámina de aluminio es todo lo necesario para la creación del túnel. Hay que tener cuidado de no rasgar el papel de aluminio durante la manipulación.

El primer paso en el revestimiento del túnel es hacer las rocas. Como las rocas apenas serán vistas, no hay razón para perder más tiempo ni dinero de lo necesario en ellas. Todo lo que se necesita es la textura. Para ello, el papel de aluminio funcionarà maravillosamente.

papel-aluminioArrancar una lámina de papel de aluminio de largo más que suficiente para completar el interior arqueado del túnel. El ancho de una hoja estándar es probablemente suficiente profundidad para la mayoría de los revestimientos, pero se puede superponer varias hojas si se desea. Mejor tomarse todo los excesos. Es más fácil recortar que complementar.

Después formar una bola con la lámina. Cuanto más apretada se pliegue, más pequeñass serán las “piedras”. Desplegar suavemente la lámina y se tendrá un patrón aleatorio de roca. Una vez más, cuanto más se tira del papel de aluminio, más se alisarán las rocas. Hacer una prueba de la lámina alrededor del túnel para asegurarse de que es lo suficientemente grande. Usar un coche largo y/o alto o una locomotora para revisar los espacios libres.

Para pasar del aluminio a la roca, todo lo que se necesita es pintar. Las pinturas en aerosol baratas funcionan bien. Tomar la lámina exterior o trabajar en un área bien ventilada. Al pintar, rociar la lámina desde todos los ángulos posibles.

Interior-tunel-maquetaComenzar con un color gris oscuro. Luego, aplicar una capa gruesa de color negro. Concentrar el negro en la parte superior y en las zonas más profundas del túnel, dejando un poco más de la gris que se muestre más cerca de la entrada. Es una buena idea dejar que la pintura se seque por completo y luego mover la lámina un poco y comprobar que no existen puntos plateados, y pintar de nuevo. Es mucho más fácil corregir estos puntos ahora que una vez que estén reflejando los faros de una locomotora.

En unos días continuaremos con los pasos a seguir para revestir el interior de los túneles de manera sencilla, eficaz y barata.

Fuente: modeltrains.about.com

Dejar respuesta