La John Bull fue construida en Inglaterra en 1831 y es una de las primeras locomotoras de vapor. El empresario e ingeniero Robert Stevens compró esta locomotora, que fue fletada desde el puerto de Liverpool (Inglaterra) y reconstruida a su llegada a New Jersey, donde fue bautizada con el nombre John Bull. En 1981 fue puesta en marcha por la Smithsonian Institution convirtiéndose así en la locomotora de vapor y operable más antigua del mundo.

John-Bull-at-the-Columbian-Exposition.-Image-by-Wikipedia-Public-Domain-640x510Fue construida por la Robert Stephenson and Company para operar en el ferrocarril Camden and Amboy, que más tarde pasaría a formar una parte del ferrocarril de Pennsylvania. Estuvo en servicio durante 34 años y actualmente puede visitarse en el Museo Nacional Smithsonian de la Historia American en Washington. Debido precisamente a su largo período en servicio, los operarios empezaron a llamarlo the old John Bull (el viejo John Bull).

A-lantern-slide-of-the-1831-Locomotive-John-Bull-at-the-Centennial-International-Exibition-in-Philadelphia.-Image-by-William-Creswell.Flickr.CC-BY-2.0-640x509El nombre de John Bull se eligió por la nacionalidad de su fabricación, ya que John Bull es la personificación gráfica nacional del Reino Unido. John Bull es habitualmente representado en humor gráfico como un hombre rechoncho de mediana edad, vestido con el atuendo característico de la clase media en el período georgiano británico.

An-original-drive-wheel-from-the-John-Bull-locomotive.-Image-by-James-St.-John.Flickr.CC-BY-2.0-640x601La locomotora John Bull fue originalmente construida con las últimas tecnologías disponibles en 1830. Más tarde, el equipo de operarios de la C&A añadió algunas características de seguridad como cinturón y faros delanteros. Para proteger a los trabajadores del tiempo, la C&A también añadió paredes y un techo en la zona de controles.

John-Bull-at-National-Museum-of-American-History.-Image-by-Leon-Reed.Flickr.CC-BY-SA-2.0-640x457Asimismo, se dotó a la locomotora con un eje delantero para mejorar la conducción en las curvas, lo que evitó los frecuentes descarrilamientos. A este eje delantero también se le llamó cowcatcher, pues además ayudaba a desplazar vacas fuera de la vía ferroviaria.

El ferrocarril de Pennsylvania restauró la locomotora John Bull para ponerla en funcionamiento en algunas exhibiciones públicas. Se puso en marcha en 1876 para la Centennial Exposition y otra vez en 1883 para la National Railway Appliance Exhibition en 1883.

John-Bull.-Image-by-Wikipedia-Public-Domain-640x509Esta locomotora centenaria fue adquirida en 1884 por la Smithsonian Institution y todavía estaba en relativas buenas condiciones en ese momento. Lleva en exposición en el Museo Nacional de Historia American de Washington desde que éste abrió sus puertas en 1964.

John-Bull-Repilca.-Image-by-Toby-CC-BY-SA-2.0-640x482Una réplica de la locomotora John Bull construida en 1939 también está preservada en el Museo del Ferrocarril de Pennsylvania.

Fuente: thevintagenews.com

Dejar respuesta