En el anterior artículo comenzábamos con un pequeño ejemplo de situación en la que nos podemos encontrar con una maqueta analógica y una maqueta digital. Vimos cómo las dos maquetas se pueden comportar de diferente manera y que había que realizar un cableado distinto en cada una.

Aunque veremos cómo digitalizar nuestros trenes, me gustaría adelantarme un poco y explicar en qué consiste lo que comúnmente se ha llamado en analógico al cantón o cantones. Este concepto simplemente lo que quiere decir es que hemos dividido nuestra maqueta en trozos. Por ejemplo, el diseño original de mi Ibertren 570 es analógico y viene definido con cuatro fases como podéis ver en la siguiente foto. Cada zona coloreada correspondería con un cantón.

Iniciacion sistema digital maquetas trenes GOhobbyComo se puede ver, al haberse diseñado en analógico, dispone de 4 transformadores, uno de cada color que controla los trenes de cada zona de la maqueta. Es decir, todos los trenes que circulen por la misma zona irán a la misma velocidad en analógico.

Si sustituimos esos 4 transformadores por una central digital, y mantenemos esos circuitos independientes podemos tener (en un mismo cantón) locomotoras andando y locomotoras detenidas, ya que desde la central indicaremos qué locomotoras queremos que se muevan.

Pero con lo que hemos comentado hasta ahora no conseguimos evitar que puedan chocar dos trenes. Para ello necesitamos un dispositivo electrónico llamado Retromódulo que es capaz de identificar si tenemos un tren en un cantón concreto o no.

Normalmente estos dispositivos detectan la presencia de hasta 8 cantones, y podemos conectar varios entre sí con tal de ampliar el número de cantones y dividir la maqueta en tantos trozos como queramos.

Iniciacion sistema digital maquetas trenes GOhobby Retromodulo“El tamaño del cantón debe ser al menos como el tren más largo que tengamos”

De esta manera, podemos realizar múltiples acciones como:

  • Evitar que un tren choque con otro que tiene delante.
  • Saber por qué zona de nuestra maqueta circula nuestro tren.
  • Hacer que se detenga ante un semáforo, y que éste cambie de color cuando el tren lo pase, para que el tren que venga por detrás se lo encuentre en rojo.
  • Coger una ruta alternativa si un cantón está ocupado por otro tren. Aquí estamos automatizando que los desvíos se cambien solos.
  • Etc.

Todas estas posibilidades se multiplican si a nuestra central digital le sumamos el tener un software de ordenador como WinDigipet.

El usar un ordenador no implica que podamos seguir jugando manualmente desde nuestra central. El ordenador puede ser solo un complemento que automatiza una zona de la maqueta para crear ambiente, y que usemos la central como medio para interferir sobre esos elementos que tienen vida propia. Es un complemento más que puede hacernos la tarde un poco más entretenida.

 

Autor: Javier Rodríguez

Dejar respuesta