Star Wars Replica Mos Eisley Luke KayeUno de los mayores fans de la saga de ciencia ficción Star Wars ha pasado más de 3.500 horas recreando uno de los escenarios más recordados del Episodio IV: Una Nueva Esperanza, la cantina de Mos Eisley.

El británico Luke Kaye, de 46 años, visitó una de las famosas convenciones de Star Wars en Florida, pero no quedó nada impresionado por tres figuras en el  bar que allí recrearon. Y pensando que él las podía hacer mejor, empezó con su proyecto.

Así que, en el transcurso de un año, reunió la friolera de 22 personajes, incluyendo ratas espaciales, la banda de músicos de la cantina, los cazadores de recompensas y un grupo de matones alienígenas.

Star Wars Replica Cantina Luke KayeAhora Luke se puede sentar a beber leche azul rodeado por el variopinto grupo de personajes de tamaño real que pasó un año construyendo a base de látex, máscaras y maniquíes.

Luke, quien además es dueño de una tienda de disfraces llamada Skywalker, comenta que “Hay días en que no he dormido, he pasado la noche construyéndolos. Probablemente han sido 10 horas diarias, y me ha tomado todos mis fines de semana de un año”.

En la original Star Wars de 1977, Episodio IV – Una Nueva Esperanza, Luke Skywalker y Obi Wan Kenobi visitan el bar de la ciudad pirata de Mos Eisley, diciendo que es un “miserable hervidero de escoria y villanía”.

Star Wars Cantina Mos EisleyPero otro Luke está más que feliz de tomar una copa con sus nuevos compañeros: los Snaggletooths, el doctor Alzban, Squidhead y Salacious B Crumb. De hecho Luke es tan aficionado a la serie que incluso tiene sus personajes favoritos tatuados en la espalda. Podemos ver a Luke Skywalker, Darth Vader, Yoda, Darth Maul y un Stormtrooper entre otros.

Star Wars TattoosLuke dice que “Fue un desafío personal. Vi una escena como ésta el año pasado cuando fui a Estados Unidos a la mayor convención de La Guerra de las Galaxias. Tuve que hacer cola durante mucho rato para conseguir una foto de la escena de la cantina, y sólo tenía tres personajes. Pensé que podía hacerlo mejor yo mismo, y así lo hice”. Él sí que puede decir con orgullo que es un fan de Star Wars con mayúsculas.

¿Os atreveríais con un proyecto tan ambicioso como el suyo?

Dejar respuesta