Figuras-Star-Wars-IV-2-de-JR-ValleTuve la suerte de tener 7 años en 1981. Leyendo un cómic del Pato Donald (¡quién se imaginaría en 1.981 que Star Wars acabaría perteneciendo a Disney! Aunque ahora que lo pienso… tampoco me extraña. Demasiados “animaloides” de peluche. Era de esperar) vi en la contraportada un anuncio de muñecos de El Imperio Contraataca y traje frito a mi padre hasta que aquellas mismas Navidades me trajo para Reyes dos de ellos: Darth Vader y Tropa de Asalto.

Hasta aquel año había oído hablar de Star Wars, había visto los anuncios en la tele, pero nunca vi de estreno el Episodio IV. Cuando salió El Imperio Contraataca ya sí convencí a mi familia y fuimos a verla. La vimos dos pases seguidos. Darth Vader me producía verdadero terror. Recuerdo que me movía en la butaca como queriendo escapar, como si la tela me quemara. Al mismo tiempo, los soldados, los caza recompensas y las naves me fascinaron. Creo que me convertí en un “coleccionista-freak” aquella noche.

Figuras-Star-Wars-Episodio-II-de-JR-ValleLa colección fue desfilando por las vitrinas de las jugueterías de mi barrio y lograba que mi padre de alguna manera me trajera una o dos cada fin de semana. Existía un mercado de merchandising asociado a estas figuras Star Wars, pero a mí sólo me interesaban los muñecos en sí, los cómics de Vértice y algo muy accesorio: catálogos que daban en las tiendas gratuitamente, los expositores y otros artefactos alineados con los juguetes.

Los años fueron pasando y la colección acabó sucumbiendo ante el avance irrefrenable de muñecos más en boga y novedosos como el GIJoe o los Master del Universo y acabaron saldados a precios que hoy día pocos se creen, hasta a 100 pesetas se acabaron viendo.

Figuras-Star-Wars-II-de-JR-ValleAnálisis del muñeco

Los muñecos de SW de Kenner / Palitoy tuvieron varias fases. En la primera de ellas, desde 1.978 hasta 1.982, nos encontrábamos con los muñecos a una calidad de esculpido muy básica. Si bien los rostros eran de cierto detalle, los cuerpos eran más “lisos”, con pocas oportunidades para detenerse a apreciar ningún pliegue o detalle concreto.

Figuras-Star-Wars-PBP-Puch-1978-86Con las figuras de El Imperio Contraataca se empieza a ver más definición pero aun así seguimos en una tónica muy semejante. No obstante, se empieza a apreciar el interés de Kenner por introducir más personajes que con la primera película.

El auténtico cambio lo supuso el Retorno del Jedi, en 1.983, ya que se introdujeron muchos más personajes. En USA el coleccionista aprecia mucho el tener personaje principal junto con personajes secundarios, al revés que aquí en España que los niños parecía que se quedaban con los protagonistas y poco más.

Toda la gama de personajes de juguete de SW Episodio VI tenía un detalle de esculpido muy alto para aquellos años y los últimos personajes de la serie, llamados P.O.T.F. (sin entrar aquí en incluir la serie de cartoon de EWOKS y DROIDS que camina ajena a los films) eran realmente magníficos. Como me dijo hace años un amigo mío de colegio que aún conserva los suyos “los muñecos se parecían a los actores”. Es verdad.

Figuras-Star-Wars-VI-1-de-JR-ValleQuizá el hecho de haber jugado con estos muñecos de crío lo hace a uno parcial a la hora de emitir un juicio, porque… ¿qué pasa cuando en 1.999 la empresa Hasbro lanza los primeros Star Wars del film T.P.M.? De hecho, ya habían producido unos cuantos muñecos con otra calidad de esculpido muy distinta a los originales desde 1.995. Muchos coleccionistas al verlos y tenerlos en las manos sentimos de pronto como una bofetada, como un rechazo racial. ¿Cuál era la diferencia?

Figuras-Star-Wars-Episodio-I-de-JR-ValleLos nuevos muñecos de Hasbro, de los cuales tengo unos 520 aproximadamente y he venido coleccionando en estos años, hasta hace poco incluso, tenían todos mejores articulaciones, no ya sólo 5 puntos de articulación como los Palitoy, sino que casi como un GIJoe o a veces más, con manos móviles, rodillas, cintura… ¡hasta juego de pies! que para esa escala es francamente bestial. Y con los años han ido incluso mejorando, produciendo -para mí- el mejor acierto de la serie, con una reedición con esculpido moderno de los muñecos más principales (del orden de varias docenas) en blisters que imitan 100% el diseño retro Kenner.

Figuras-Star-Wars-Episodio-III-2-JR-ValleUna idea personal

El problema está en los recuerdos. Los recuerdos que –y máxime en niños- lo hacen a uno soñar con cosas que además sólo existieron en nuestra imaginación. Ningún escultor, comercial, cineasta o industrial juguetero puede luchar contra eso. Los Star Wars Kenner no eran juguetes ordinarios… eran mucho más que eso. Eran ascensores directos a la ensoñación profunda de un film que según George Lucas dijo, nos entronca con las fábulas, arquetipos y monomitos de bíblica memoria.

Figuras-Star-Wars-I-JR-ValleGeorge Lucas fue sin duda, es de hecho, el Siddharta Gautama del cine y la juguetería. Tuvo la audacia y la sapiencia de concatenar la magia del mundo y materializarla en forma de película y muñecos de juguete y con esas dos sustancias que trascienden lo terrenal y nos proyectan a un viaje a la velocidad de la luz hacia lo supraterreno, logró crear y establecer unas memorias indelebles –para siempre- en los niños de aquella generación (¿conocía George Lucas la leyenda New Age de los Niños Indigo?)

Figuras-Star-Wars-VI-2-de-JR-ValleSi esto no fuera así, ¿cómo sería posible que esté completamente seguro de que la primera vez que vi El Imperio Contraataca había más escenas que nunca más he vuelto a ver en sucesivas proyecciones? ¿o quién podría jurarme que no ha llorado al ver la secuencias finales de El Retorno del Jedi donde Luke observa feliz a los espíritus sonrientes y bien avenidos de Anakin, Yoda y Kenobi que tras la muerte se han unido en La Fuerza, recordándonos a todos que el poder de la amistad es inquebrantable y eterno?

Un creyente sólo puede ser bautizado una vez. Un caballero medieval sólo podía ser investido caballero una vez. Del mismo modo, George Lucas nos transmitió su poder como mago-druida una sola vez para el resto de nuestra vida.

Figuras-Star-Wars-Episodio-III-JR-Valle

 

Autor: J. R. Valle

Dejar respuesta