En la década de los 90 Harley-Davidson presentó varias versiones de la familia Softail en un momento histórico delicado, puesto que la competencia japonesa -y su creciente innovación tecnológica- estaba empezando a minar el sector. A pesar de ello la marca estadounidense logró crear un modelo arraigado a su tradición histórica, confortable, vibrante, actualizado… Nacía así un modelo destinado a marcar toda una época: la Fat Boy.

Fat Boy modelo legendario Harley-Davidson vista
1990. FLSTF Fat Boy®

La procedencia del nombre Fat Boy podría ser por el nombre de las dos bombas atómicas lanzadas sobre Nagasaki (Fat Man) e Hiroshima (Little Boy)… o tal vez porque se inspira en el modelo “Fat Bob”, nombre con el que se denominaban las motocicletas bobber más robustas.
Sea cual fuere el origen de su nombre, lo más llamativo de la Fat Boy son sus llantas lenticulares. En esta primera serie destaca también el color gris mate, presente en el guardabarros, depósito y bastidor, y el amarillo de los pequeños filetes que decoran las cabezas de los cilindros y el cárter.

Fat Boy modelo legendario Harley-Davidson motor
auctionsamerica.com

Muchos motoristas la consideran la moto más bonita del mundo. Y aunque su estética fuese impecable desde su primera serie, a este modelo se le cambió el color gris del bastidor, sustituyéndolo por el negro.

Su motor era un Evolution de 1.340 cc y se diseñó sobre la base del bastidor trasero de la familia Softail. Este motor, sin embargo, fue cambiado por un Twin Cam 88B una década después para aumentarle la cilindrada a 1.450.

 

Fat Boy modelo legendario Harley-Davidson plantada
auctionsamerica.com

Tan sólo se fabricaron 4.440 ejemplares, y el precio actual de una Fat Boy de 1990 puede llegar a los 20.000 euros. Pocos propietarios estarían dispuestos a separarse su Fat Boy original… Esto hace que conseguir ahora un modelo de 1990 sea bastante difícil.

Fat Boy modelo legendario Harley-Davidson 1990
topharleydavidson.com

La Fat Boy es una moto mítica por su diseño y personalidad. Está considerada una moto de culto desde el primer momento en que fue presentada en público en 1988, en el encuentro más célebre de Estados Unidos, la Bike Week de Daytona (Florida) y, aunque en un principio estaba destinada al uso personal de Willie G. Davidson, no tardó en formar parte del catálogo de Harley-Davidson visto el enorme éxito suscitado entre los participantes del evento.

¡Mirad qué bien le queda la Fat Boy a Arnold Schwarzenegger en la película de James Cameron Terminator 2: el día del juicio (1991)!

 

 

Dejar respuesta