Se describe a sí mismo como inventor y videasta. Hablamos del británico Colin Furze, un loco amante del DIY (hazlo tu mismo) que construyó ya varios inventos como una Jet Bike, unas botas magnéticas o el cochecito de bebé más rápido del mundo. Pero como si esto no fuera suficiente, ahora nos capta la atención con su Jet Kart, nada más ni nada menos que un Kart con un motor a reacción, una auténtico bestialidad.

Jet-kartEste “vehículo” corre un poco más que un kart normal. Pareciéndose más a un cohete, puede llegar a alcanzar los 96 kilómetros por hora.

El enérgico Furze describe su creación como “el Kart más loco que se ha hecho nunca”. Este nuevo invento viene después de un año de su última creación, la bici a propulsión, que como el mismo reconoció, era extremadamente insegura. Furze se dio a conocer después de que el Daily Mail publicó su cochecito para niños a propulsión poco después de ser padre.

Además del vídeo principal mostrando la fuerza de su Jet Kart, también publicó varios clips de él mismo montando el kart. En él se observa como desmonta un kart básico para montar un propulsor enorme, lo que le obliga a alargar el kart para que no se vuelque.

Con todo en su lugar, el siguiente video detalla los sistemas de combustible y control de vehículo. Se requiere de dos bombonas de gas, que están fuertamente aseguradas con metal y tornillos. Y finalmente, un soplador de hojas.

El kart se pone en marcha con gas, ya que con combustible todo es más fácil cuando el motor está frío y no requiere de ningún sistema de inyección complejo” comenta Furze en su web.

Una locura de Kart del que seguro que Mario Kart querría para sus carreras. Esperemos que nos lleguen más locuras de este genio británico.

Fuente: pcmag.com

Dejar respuesta