Maquetas Citroen 2CV GOhobby 2 Todo modelista ha soñado alguna vez con tener la capacidad y la habilidad necesaria para construir, de la nada, una reproducción a escala de su coche preferido. Una aspiración ya superada para el modelista francés Christophe Goujon que realiza, desde cero y con sus propias manos, réplicas de dos modelos muy emblemáticos de la historia automovilística gala: el Renault 4 y el Citroën 2CV.

Maquetas Citroen 2CV GOhobby 4Hace más de media década que Goujon inició este proyecto modelando primeramente la base del Renault 4; sobre ella fue introduciendo pequeñas modificaciones estéticas (ya sea detalles como la parrilla o el diseño de los embellecedores) características de versiones posteriores como el Renault 4L –una gama con un largo recorrido de modelos que van desde los años 60 hasta los 80’– además de la furgoneta Renault 4F con decoraciones originales de la época.

Maquetas Renault 4 GOhobby 2Los satisfactorios resultados animaron al modelista a atreverse con el mítico Citroën 2CV, un proyecto algo más ambicioso por la curvidad de sus formas. Del mismo modo que sucede con el Renault 4, a la base del Citroën 2CV se le han aplicado pequeñas variaciones según el modelo y el año: podemos ver representados diferentes modelos de la misma familia, como 2CV Sahara –una versión 4×4 bimotor–, 2CV AZAM, 2CV6, incluso un modelo de competición de las 24 Horas de Spa.

Maquetas Citroen 2CV GOhobbySus reproducciones se realizan bajo pedido, ofreciendo muchas posibilidades de personalización en lo que se refiere al color, decoración, matriculación, etc. Las dimensiones abarcan los 115 centímetros de longitud, 42 centímetros de ancho y 45 centímetros de altura, situándose en una escala próxima al 1/4. Un tamaño muy considerable ya que incluso ¡puede caber un niño dentro! De hecho, se ofrece la posibilidad de que sean descapotados y tengan instalado un sistema a pedales para que los niños puedan conducirlos como si fuera un triciclo.

Maquetas Renault 4 GOhobbyGoujon construye ambos modelos del mismo modo, a mano, sirviéndose de sus moldes artesanos y de las herramientas de su propio taller, sin la ayuda de la tecnología en impresión 3D.

La estructura de la réplica se compone de un ligero esqueleto de madera que es rellenado con espuma de poliuretano, siendo recubierto con una capa de masilla de poliéster. Así es como se da forma a la carrocería a la que, una vez pintada, se añaden todos los elementos estéticos. El resultado es realmente espectacular, tanto que en las fotos parecen coches reales.

Maquetas Citroen 2CV GOhobby 3Todas las fases de este proyecto, incluyendo el diseño del patrón, el desarrollo del prototipo, el montaje, la pintura y los acabados pueden verse en su blog o en su página de Facebook.

 

Autor: Axel García

Dejar respuesta