Montaje maqueta Ferrari Enzo Revell 6Llegamos a la finalización del Ferrari Enzo de Revell a escala 1:24 que hemos estado montando en las últimas semanas. La fase final es la más complicada y lamentablemente la maqueta de Revell no da la talla. Los encajes de la carrocería con el chasis son muy deficientes y nos va a hacer falta una buena dosis de paciencia, pegamento y sargentos y mordazas para la sujeción. Definitivamente no es una maqueta para principiantes, y teniendo en el mercado otras opciones recomiendo a cualquiera que quiera construir un Ferrari Enzo en esta escala con ciertas garantías que busque esas otras opciones.

Seguimos prestando atención al detalle, aunque ya poco nos queda por añadir. Construiremos a scratch la toma de combustible sirviéndonos para ello de tubos de plástico de la marca Evergreen de diversos grosores y tomando medidas constantemente ya que se encuentra en una zona delicada y si nos pasamos no dejaremos espacio para que cierre el portón trasero.

Montaje maqueta Ferrari Enzo Revell 3
Aquí vemos el paso a paso de la carrocería. Primero imprimamos en blanco.

Por otro lado terminaremos todos los faros del coche. Para los delanteros imitamos la trama de fibra de carbono con pintura mediante negro metalizado aerografiado sobre una base de negro, ambos de Vallejo Model Air, sirviéndonos de un tejido con la trama adecuada. Los faros traseros son una gran decepción. Revell ha decidido incluir los mismos en plástico transparente tintado en rojo, algo que puede parecer un gran detalle. Lo cierto es que al estar ya pretintados en rojo no dan opción a poder imitar las luces blancas de marcha atrás de manera realista. Yo he optado por imitarlas con dos círculos de papel plateado cortados con un sacabocados. Es una opción efectiva pero poco realista.

Montaje maqueta Ferrari Enzo Revell 5
No descuidamos los pequeños detalles finales, como los faros delanteros con trama de fibra de carbono.

Pasamos por fin a la pintura de la carrocería. Una vez bien lijadas las marcas de molde, paso imprescindible, la imprimo con imprimación blanca acrílica de Vallejo. Para dar algo más de viveza al rojo final doy una capa con amarillo de Vallejo Model Air.

Montaje maqueta Ferrari Enzo Revell 2
Tras imprimar en blanco pintamos en amarillo. Esa capa de amarillo ayuda a que el rojo que vendrá posteriormente sea más intenso.

No hay que tener miedo de que al dar más capas de pintura perdamos detalle, ya que al fin y al cabo tampoco damos capas excesivamente gruesas. Al aplicar el rojo Ferrari de Vallejo Model Air sobre el amarillo vemos que hemos conseguido darle una tonalidad más viva, como comentaba antes.

Montaje maqueta Ferrari Enzo Revell 4
La última capa de pintura que aplicamos a la carrocería es el rojo Ferrari.

Una vez aplicada la pintura barnizo en brillante y aplico las calcas, pocas en este caso al tratarse de un vehículo civil. Vuelvo a barnizar en brillante encima de las calcas para proteger todo de cara al siguiente y definitivo paso, el lacado. Utilizo laca de automoción real para coches, de la marca Day Formula. Se compone del propio barniz, el catalizador y un diluyente adecuado. Hay que respetar muy bien las proporciones para no tener problemas al aplicarlo. Yo normalmente doy una capa muy fina primero, para proporcionar mayor agarre. Pasados unos minutos doy una más gruesa donde ya vemos el brillo final, y después de una inspección minuciosa retoco las zonas que lo necesiten con una última capa. Es casi inevitable que se nos peguen pequeñas motas de polvo ya que la laca fresca actúa casi como un imán, pero no le damos mayor importancia. Lo que sí que es vital es que durante el proceso de secado guardemos todo en un lugar herméticamente cerrado al polvo. Lo dejamos que cure bien (yo lo dejo unas 48 horas) y pasamos a la siguiente fase.

Montaje maqueta Ferrari Enzo Revell 1
El resultado del lacado de la carrocería tiene que ser muy fino y liso para asegurarnos un resultado final óptimo.

Usando lijas de Tamiya al agua de grano muy fino y empapadas en una mezcla de agua y jabón (yo uso las de 1500 y 2000) vamos lijando la superficie de toda la carrocería hasta que queda mate, de esta manera hemos eliminado esas motas de polvo que se nos habían pegado antes. Lijamos en círculos para no dejar rayas. Damos paso a los pulimentos específicos, en mi caso también de la marca Tamiya, usando los tres granos, por este orden: coarse, fine y finish. El secreto aquí es la paciencia y usar un buen trapo suave de algodón para aplicar los pulimentos. Hay quien pule a máquina con minitaladro. Yo todavía lo hago a mano. Aplicamos una pequeña dosis de pulimento al trapo y frotamos la maqueta por zonas con movimientos circulares. El truco es frotar hasta que el propio pulimento desaparece por sí solo, y como digo, aplicar los tres granos uno a continuación del otro.

Montaje maqueta Ferrari Enzo Revell 9
El portón trasero es totalmente abatible para poder ver la zona del motor.

Una vez hecho esto ya podemos hacer el montaje final. Aquí es donde más miedo pasé por la cantidad de piezas que había que encajar, los crujidos que se oían al forzar un poco la carrocería para que encajase y comprobar que una vez “encajado” todo la unión de la carrocería al chasis era penosa.

Montaje maqueta Ferrari Enzo Revell 8
En la toma trasera se aprecia la poca dedicación de Revell a los faros traseros.

Por eso tuve que utilizar más pegamento del deseado mediante sargentos y mordazas e intentando proteger el delicado trabajo de la carrocería mediante trapos. No voy a negar que la maqueta tiene más de un fallo debido a esta mala unión, aunque el resultado final ha sido más que digno en mi opinión.

Montaje maqueta Ferrari Enzo Revell 7
Una toma frontal bastante realista de nuestra maqueta ya acabada.

Para finalizar daremos una capa de cera, en mi caso también de la marca Tamiya, que es la que nos va a dar ese brillo final a la maqueta.

Montaje maqueta Ferrari Enzo Revell 10
Creo que he logrado capturar la apariencia de la zona del motor del modelo real. A la izquierda se puede apreciar la toma de combustible construida a scratch, así como la consola del lado opuesto.

Para concluir, una maqueta vistosa pero con grandes lagunas, piezas que directamente han omitido, encajes muy deficientes y un montaje final de echarse a temblar. Definitivamente no para principiantes. ¡Nos vemos en la próxima!

 

Autor: Daniel Martinez

Dejar respuesta