Tras haber repasado las herramientas de modelismo más útiles a la hora de crear nuestros modelos, es hora de de adentrarse en el tema de los materiales. Cuando empecemos a construir nuestras primeras maquetas poco a poco nos volveremos más exigentes con ellas y con nosotros mismos. Intentaremos ir un poco más allá y empezaremos a detallarlas, ya que veremos que construyéndolas directamente de caja nos faltarán muchos detalles, sobre todo dependiendo de la marca que elijamos. Es decir, pronto nos daremos cuenta de que lo que nos encontremos dentro de la caja al comprar una maqueta resulta en la mayoría de los casos insuficiente si queremos dar el paso de superdetallarla, corregir errores de la propia maqueta o incluso construir piezas propias a partir de cero, lo que en modelismo se denomina “scratch”.

Nuestro objetivo será hacer un modelo a escala lo más parecido posible a lo que vemos en la realidad. Será entonces cuando recurriremos a una serie de materiales de lo más variopinto, que irán desde los objetos más cotidianos que nos podemos imaginar, y para los cuales nuestra imaginación será el único límite, hasta otros materiales más estándar y que podremos conseguir fácilmente en nuestras tiendas habituales. Los materiales para modelismo más comunes son los siguientes:

Plasticard

Plasticard
Planchas de Plasticard de distintos grosores

El rey de los materiales por excelencia de nuestro pequeño almacén. Podemos conseguirlo en forma de planchas de distintos grosores e incluso con distintas texturas y tamaños. Hay diversas marcas que lo comercializan, siendo quizá Evergreen la más famosa (y la que yo utilizo). También encontraremos láminas de plástico en los envases de múltiples productos como yogures o productos envasados o incluso carteles prediseñados del tipo “se vende”. Como dije antes, hay que usar la imaginación. Un punto importante a tener en cuenta con este tipo de material reciclado es que aunque estos materiales sean de plástico, no todos los plásticos son iguales, por lo que corremos el riesgo de que nuestro pegamento específico para modelismo no nos sirva. Lo mejor es probar antes de utilizarlo.

Lo más común que encontraremos en cuanto a las marcas específicas para modelismo son las planchas de plasticard. Las podemos cortar a nuestro gusto para darles la forma que queramos y las encontraremos en diferentes grosores según nuestras necesidades. Incluso las encontraremos grabadas imitando distintas superficies como adoquinado, paredes de piedra, etc. Estas últimas son muy socorridas a la hora de hacer un edificio o pared rápido, pero a la larga salen un poco caras.

Plasticard
Planchas grabadas con distintos motivos

Dentro de la variedad de productos derivados del plasticard no solamente vamos a encontrar planchas de plástico, también encontraremos multitud de formas adaptables a nuestros modelos. Formas que van desde listones,  varillas, tubos huecos, vigas, etc. Básicamente podemos decir que cuando necesitemos autoconstruir alguna pieza lo único que tenemos que hacer es buscar el material que mejor se adapte a lo que buscamos.

Tubos y varillas metálicos

Tubos y varillas metálicos
Varillas y tubos huecos de distintos materiales

Otro material extremadamente útil son los tubos y varillas metálicos. Los encontraremos fabricados en distintos tipos de metal (cobre, latón, aluminio…) y la gran ventaja es que si así lo necesitamos los podemos encajar unos dentro de otros y son más finos y resistentes que los de plástico. Los usaremos para fabricar cañones, ametralladoras, antenas, amortiguadores, servos, tubos pitot o incluso soportes para exponer nuestros aviones en vuelo. También las agujas hipodérmicas nos servirán, al ser simplemente tubos huecos de metal. Hay que tener en cuenta el material del que estén hechos para no tener problemas a la hora de cortarlos a la medida que necesitemos o incluso para medir su resistencia. No queremos exponer nuestro flamante avión en pleno vuelo y que a las primeras de cambio se nos doble el soporte y quedarnos sin avión, ¿a que no?

Alambre

Alambre
Alambre de distintos calibres, tal y como lo encontramos en la tienda

El alambre metálico también es un material casi diría que imprescindible en nuestra mesa de trabajo. Lo vamos a encontrar en diferentes calibres y el uso que le daremos será de lo más variado, desde fabricar pernos para sujetar ciertas piezas para hacer más fuerte la unión hasta imitar tuberías, mangueras, etc. Su gran maleabilidad lo hace ideal para adaptarlo a distintas superficies y su resistencia facilita trabajos como sujetar vehículos y figuras a las peanas, etc.

Yeso, escayola, pasta de modelar…

Material imprescindible si queremos modelar algún pequeño terreno para nuestras maquetas, algún pequeño edificio, o cualquier otra aplicación que se nos pase por la cabeza. En general se trata de un material muy quebradizo así que hay que manipularlo con cuidado. En el mercado encontraremos diferentes pastas de modelar e incluso las diseñadas para niños nos servirán para hacer cosas sencillas.

Otros materiales

Poliespan
Poliespan de distintas densidades. El superior es llamado “corcho blanco”.

Enumerar aquí una lista de todos los materiales que vamos a utilizar en el mundo del modelismo es un trabajo imposible, porque los materiales a utilizar dependen como dije anteriormente de nuestra imaginación e incluso de la rama modelística que desarrollemos.

Para dioramas utilizaremos mucho el poliespan de diferentes densidades, para modelar terrenos por ejemplo. El corcho también se usa mucho para estos menesteres. Hoy en día es muy fácil de comprar en láminas por ejemplo para aislamientos o para decoración. Si queremos hacer edificios el cartón pluma es otro material a tener en cuenta por la facilidad de tallado y el relativamente bajo coste del mismo.

En modelismo naval la madera es la reina. Encontraremos todo tipo de listones, varillas, planchas, etc. También diferentes tipos de cuerdas y cordeles y por supuesto piezas fabricadas en latón para dar a nuestros modelos un acabado más profesional.

Como vemos cada rama del modelismo requerirá de una serie de materiales propios. Mi consejo, como siempre, es empezar poco a poco y usando lo que se necesite en cada momento. Ah, y hay que usar mucho la imaginación. Cuando estemos enganchados por la droga del superdetallado iremos buscando por todo tipo de tiendas cotidianas materiales que nos puedan servir para nuestras maquetas. Incluso nos mirarán raro al comprar ciertos productos, pero ¿qué mas da? Todo sea por alcanzar la perfección en nuestros modelos.

 

Autor: Daniel Martinez

Dejar respuesta