A lo largo de los últimos años el mundo de los coleccionables ha ampliado de forma considerable la oferta de la escala 1:43. Hace dos décadas ser coleccionista de esta escala significaba ser cliente fiel de una buena tienda. Éstas solían disponer de una gran cantidad de stock repartido entre las muchas empresas, algunas artesanales, que pugnaban para hacerse un nombre en este florido mercado. Hoy en día, gracias a los coleccionables podemos reunir en nuestras vitrinas lo mejor de cada marca. La gracia es que hay tanta variedad que, con un poco de paciencia, podemos hasta crearnos nuestras propias colecciones transversales, organizadas según los temas que más nos apasionen: deportivos de los 80, berlinas de lujo de los 70, deportivos de los 60…

maserati
flickr.com

Sin embargo hoy hablaremos de las colecciones dedicadas a las marcas, en especial a la que en Italia se está dedicando a la mítica marca Maserati, con ocasión de su 100 aniversario. La marca del tridente es muy antigua y, a lo largo de su extensa trayectoria, ha vivido diferentes épocas, todas muy interesante desde el punto de vista del coleccionista. Si en las épocas más recientes fue Ferrari quien influenció sus modelos más prestigiosos, también destacaron sus modelos biturbo, pertenecientes a la anterior etapa, la del magnate argentino Alejandro de Tomaso. La historia nos lleva a diferentes épocas del siglo pasado: la marca italiana fue protagonista del mundial de Fórmula 1 o bien “laboratorio” de Citröen en el sector de los automóviles de lujo. Todas son historias muy interesantes para contar, y en este caso, las maquetas son una muestra tangible de lo que los acontecimientos, el progreso y la historia han influido en la creación del mito Maserati. Saltando por las décadas es interesante señalar algunas piezas magistrales, como el primer Maserati de competición, derivado de los franceses Delage. Otras piezas de gran interés pertenecen a la década de los 50, cuando los 250 F protagonizaron el mundial de Fórmula 1. La gran fama deportiva de la marca empujó la producción de unos gran turismo de lujo cuyos nombres han llegado hasta hoy: GT, Mexico, Quattroporte

miniaturas-maserati.cuattroporte
flickr.com

En los 70 llegó la época de Citröen, que se hizo con la firma italiana. Aquella colaboración dio como resultado el famoso Citröen SM, el más lujoso de los coches franceses de la época. Cuando ya las cosas parecían ir a peor, apareció el emprendedor argentino Alejandro de Tomaso quien no dudó en invertir recursos y desarrollar la gloriosa serie biturbo. Desde entonces la historia es más conocida, siendo Ferrari y Fiat los principales partners de la casa boloñesa. Todo un mito que vale la pena coleccionar.

miniaturas-maserati-escala-1-43
centauria.it

Abajo, tabla con el plan de entregas de la Maserati Collection.

1 QUATTROPORTE 2013
2 GRAN TURISMO MC STRADALE 2013
3 A6GCS 2000 BARCHETTA 1953
4 GRANCABRIO SPORT 2013
5 QUATTROPORTE 1963
6 GHIBLI 2014
7 A6GCS BERLINETTA PININFARINA 1954
8 GranSport Trofeo Light 2004
9 INDY COUPE’ 1969/75
10 Biturbo 1982
11 151/3 1964
12 Mistral spider 1963
13 SHAMAL 1990
14 63 (Panini) 1961
15 A6G 54 Frua Coupè 1957
16 Merak 2000 1973
17 420 M/58 “Eldorado” 1958
18 Birdcage 75 anniversary 2005
19 GT MC GT3 2011
20 450S 1957
21 3500 GT Sebring 1962
22 A6G.CS ” monofaro” 1947
23 Trofeo 2014 2014
24 Khasmin 1973
25 26 1926
26 Quattroporte II 3.300 1976
27 151/1 LM 1962
28 Kyalami 1976
29 A6G Frua Coupè 2000 1955
30 Bora GR 4 1974
31 450 S 1956
32 6CM 1500 1936
33 Quattroporte IV 1988
34 3500 Vignale Spyder 1962
35 A6 1500 Pininfarina

1949

 

Autor: Luca Parretti

Dejar respuesta