Juan Manuel Fangio Mercedes-Benz 1954Ampliamente reconocido como uno de los mejores pilotos de la historia de la Formula 1, el argentino Juan Manuel Fangio (1911-1995) fue el primer gran nombre de la Formula 1 moderna, la surgida a partir del año 1950. Logró cinco campeonatos del mundo entre los años 1951 y 1957, forjando una leyenda que aún perdura.

Los inicios de Fangio en la Formula 1 fueron impresionantes. Tras deslumbrar en todo tipo de carreras en su Argentina natal, El Chueco aterrizó en Europa y empezó a competir en monoplazas cuando rozaba los 40 años, pues en aquella época los buenos pilotos eran sin duda los que tenían más experiencia.

Juan Manuel Fangio PerfilEn el primer año de vida de la F1, 1950, logró el subcampeonato del mundo secundando a su compañero de equipo en Alfa Romeo Giuseppe Farina. En 1951 se quitó la espina y ganó su primer Campeonato del Mundo, en un año en que la Formula 1 visitó España por primera vez en el mítico Circuito de Pedralbes (Barcelona). Hablamos de un triunfo impresionante de los promotores de aquella prueba (Peña Rhin), dado que en aquellos años las temporadas de Formula 1 apenas contaban con un calendario de 8 carreras. Y Fangio estuvo sobresaliente en aquella prueba, logrando la victoria.

Tras un año 1952 en que tuvo que estar inactivo debido a un fortísimo accidente sufrido en Italia, para la temporada 1953 Fangio dio el salto a Maserati, obteniendo de nuevo el subcampeonato del mundo por detrás de un imparable Alberto Ascari, quien a manos de su Ferrari vapuleó a todos sus rivales en las temporadas 1952 y 1953, antes de su trágica muerte en Monza en el año 1955 mientras probaba un sport prototipo de la marca del Cavallino Rampante.

Juan Manuel Fangio Alfa Romeo 1951En 1954 y ya plenamente recuperado, Fangio había firmado para conducir las flechas plateadas de Mercedes-Benz, pero como el coche de la marca alemana estaba todavía en desarrollo y no estaba programado para estar listo para las tres primeras carreras de la temporada, Mercedes le ofreció, o bien el pago completo como si estuviera corriendo mientras veía la carrera, o permitirle competir con otro equipo. Así, Fangio inició la temporada con Maserati antes de saltar a la escudería alemana a partir de la carrera de Francia, donde ya logró la victoria.

Este enfoque de juego limpio de Mercedes ilustra lo “caballerosas” que eran las carreras en aquella época, máxime en lo que a Fangio se refiere, pues se trataba de una persona admirada, un “cuarentón” excepcional en un deporte que giraba cada vez más hacia la temeridad y los reflejos de la juventud.

Historia Flechas Plateadas Mercedes W196R FangioTras lograr dos campeonatos mundiales con Mercedes-Benz, El Chueco se volvió a Italia para rematar una carrera profesional excepcional venciendo con Ferrari en 1956 y el posterior año con Maserati en 1957. Cerraba así un ciclo de 4 años en que fue imbatible de principio a fin.

En realidad los años dorados de Fangio le fueron robados, en gran medida, por la Segunda Guerra Mundial. Cuando corrió su primera carrera de F1, Fangio ya tenía 38 años; sin embrago llegó a ganar 24 carreras de F1, cinco títulos de campeón con cuatro marcas diferentes (Alfa Romeo, Ferrari, Mercedes-Benz y Maserati) y todavía conserva ampliamente el más alto porcentaje de victorias de cualquier piloto en la historia de la F1, con 46% (24 victorias de 52 salidas). Los pilotos que están detrás de él en el ranking son Alberto Ascari (39,4%), Jim Clark (34,25%), Sebastian Vettel (31%) y Michael Schumacher (29,6%).

Fangio comenzó en las carreras a la edad en que la mayoría de los pilotos se retiran en la actualidad. Sin embargo, posee también el más alto porcentaje de pole positions (56%) y, por supuesto, es y será el campeón de la F1 de más edad, con 46 años y 41 días, en 1957. Sus cinco títulos los ganó cuando tenía 41, 43, 44, 45 y 46 años respectivamente.

Riems 1954 FangioTenemos un ejemplo reciente en Michael Schumacher, quien ganó siete títulos y 91 Grandes Premios antes de retirarse con 37 años. Regresó por tres años más después de tres años de retiro y… no ganó ninguna otra carrera. La hazaña de Fangio demuestra que hablamos de otros tiempos que no se volverán a repetir. Básicamente, si por ejemplo Sebastien Vettel quisiera batir ese record, tendría que estar compitiendo hasta la temporada… ¡2033!

Y para acabar, nada mejor que cerrar con una frase acuñada por el propio Fangio, que sirve de punto y final a este modesto repaso a su carrera deportiva: “Siempre hay que tratar de ser el mejor en lo que hacemos, pero nunca creerse el mejor”.

Estatua Fangio Monaco

 

Autor: Sergi Blasco

Dejar respuesta