Staghound MkI
Imagen del vehículo original

Staghound (perro de caza) es el sobrenombre con el que se conoce a este vehículo todoterreno de reconocimiento que comenzó a operar durante la Segunda Guerra Mundial en el bando aliado. Su nombre técnico es el de T17 o T17E1 y aunque es de fabricación norteamericana curiosamente nunca prestó servicio en el ejército de este país.

Entre los países que más partido le sacaron está el Reino Unido y Polonia, siendo un vehículo perteneciente a este país el sujeto de nuestro artículo. En su primera versión, la Mk.I, estaba armado con un cañón de 37mm y 3 ametralladoras de 30mm, una coaxial, otra en el frontal de la barcaza y una tercera montada sobre la torreta para defensa antiaérea. Después de la guerra el Staghound siguió en activo en algunos países hasta bien entrados los años 80, lo que nos da una idea de su robusto y dinámico diseño.

Staghound MkI Museo
El Staghound en el museo de Saumur

Al construir una maqueta a una escala tan pequeña es importante estudiarla bien y buscar todas las fotos de referencia del vehículo real que nos sea posible. Hoy en día gracias a internet encontramos multitud de páginas con “walkarounds”, planos, decoraciones, etc. de casi todos los vehículos que nos podamos imaginar. Es buena idea sacar provecho de ello.

Si queremos construir un Staghound en plástico a escala 1/72 la verdad es que tenemos pocas opciones, de hecho la única que a fecha de hoy está disponible en el mercado es ésta de la marca polaca RPM. Si bien las primeras maquetas fabricadas por esta marca eran bastante pobres en cuanto a calidad y detalles hay que decir que últimamente están subiendo el listón con una mejora considerable en cuanto a la calidad que nos ofrece.

Maqueta Staghound MkI RPM
Part comercializa dos versiones del Staghound MkI. Ésta es la que será protagonista de este artículo.

Teniendo en cuenta lo pequeño de la maqueta por la escala de la que estamos hablando, nos encontramos con detalles que normalmente en modelos de marcas con más renombre se obvian, como pueden ser motores o interiores. Hay que decir que la maqueta perfecta no existe, en manos de cada uno está el detallarla más o menos, y en el mercado encontraremos algún que otro aftermarket como los fotograbados de la también marca polaca Part específicos para nuestro modelo, o un cañón en metal torneado de la marca Armo.

En este caso voy a intentar no usar aftermarkets más que cuando sea totalmente necesario por la falta de detalle inherente a la escala. En cuanto a las calcas, bueno, la verdad es que aunque están muy bien diseñadas e impresas la “racanería” de RPM en este aspecto nos limita a hacer una única decoración, perteneciente al ejército de Polonia.

Las instrucciones están únicamente escritas en polaco, así que es difícil saber a ciencia cierta para mí la unidad concreta en la que operó, pero le añade un poco más de dificultad a la construcción, cosa que es divertido.

Una vez bien inspeccionada la maqueta solo nos queda ya ponernos manos a la obra. En la segunda parte del artículo empezaremos a ensamblar esta réplica del Staghound.

Maqueta Staghound RPM 1_72
Y ésta la única decoración que nos permite la caja. Arriba a la izquierda puede verse la diminuta hoja de calcas.

 

Autor: Daniel Martinez

Dejar respuesta