Ya puedes construir una increíble réplica a escala 1:8 del Lamborghini Countach LP 500S, en la fantástica versión especial Walter Wolf. No se trata de un build up al uso, sino de una réplica dotada de una calidad excepcional. Las puertas son practicables y reproducen la característica abertura del constructor italiano, así como los capós, que dejan a la vista el impresionante motor del Countach.

Este modelo se produjo entre 1974 y 1990, siendo el sucesor del mítico Miura. Cuando Ferruccio Lamborghini encargó su diseño a la carrocería Bertone dejó claro que el nuevo modelo tendría que ser lo más extremado posible. Marcello Gandini, que entonces trabajaba por el carrocero italiano, realizó una propuesta en la que destacaba la línea a cúneo. En 1974 debutó el LP400. En 1978 llegó una segunda generación, denominada LP400S. Se distinguía por los apéndices aerodinámicos, los arcos de rueda aumentados y los nuevos neumáticos Pirelli P7 que lucían un impresionante 345 de ancho en el eje trasero. Estas modificaciones habían sido desarrolladas por Dallara, tras las insistencias del entonces patrón de F1 Walter Wolf, que quería mejorar el comportamiento dinámico de sus 3 Countach. Lamborghini aprovechó la experiencia y trasladó las mejoras a los modelos de serie.

En 1982 debutó el LP5000S: con una cilindrada aumentada hasta los 4.754 cm³ y unas relaciones más largas podía alcanzar los 290 km/h. En 1985, tras el éxito del Ferrari Testarossa y la apariciuón del 288 GTO llegó el modelo Quattrovalvole, o sea, 4 válvulas por cilindro. La cilindrada pasó a 5.167 cm³y la potencia alcanzó los 455CV. La alimentación pasó de lateral a central: las cajas de filtros anularon definitivamente la visibilidad trasera obligando al conductor a realizar una peculiar maniobra para ir marcha atrás:

En 1988 salió la última evolución del Countach, el 25 Aniversario. El nuevo modelo, el primero bajo el control de Chrysler, introdujo nuevos parachoques dotados de conductos internos de refrigeración a la vez de un nuevo sistema de alimentación por inyección, detalle que mejoraba la ruda entrega del motor V12.

Los aficionados del modelo recordarán algunas versiones especiales, como la Walter Wolf, que podéis comprar en Model Space, el 5000S Turbo, un monstruo de más de 700 CV construido en 2 unidades (una se destruyó) y la Evoluzione, un prototipo desarrollado por Horacio Pagani (entonces trabajador de Lamborghini) en 1986: el modelo lucía un chasis en fibra de carbono y muchas soluciones aerodinámicas propias del 25 Aniversario.

Una última nota: si todos los Lamborghini llevan nombre de toros, ¿Qué sentido tiene ese “Countach”? Pues, es una expresión de estupor, que podríamos traducir con “caramba”. Se dice que el ingeniero Stanzani, el desarrollador del modelo, quiso una noche entrar en la factoría para ultimar algunos detalles del prototipo. Le acompañaba un vigilante que, viendo semejante maravilla, exclamó en dialecto piamontés: ¡cuntach! Ya teníamos nombre para la bestia.

Si quieres compartir parte de la historia de uno de los modelos más icónicos del automovilismo reciente, ¡anímate con esa miniatura en escala 1:8!

Luca Parretti  

Dejar respuesta