Admiral Graf Spee William Terra 01Hasta ahora, todos los artículos sobre maquetas navales que hemos aportado han versado sobre modelos en estático, cuyas escalas vienen definidas para su exposición en vitrina, con dimensiones para que cada cual podamos exponerla en las estanterías de nuestros hogares. Pero el modelismo naval tiene muy diversas vertientes, y algunas de notable espectacularidad; por esto hoy queremos presentaros para vuestra admiración y disfrute, una gran maqueta de modelismo naval dinámico que llama particularmente la atención, no ya por su perfecta realización, sino por la escala de la misma y otras “prestaciones” que la hacen peculiar.

El Admiral Graf Spee fue un famoso crucero pesado (o acorazado ligero) perteneciente a la flota alemana durante la Segunda Guerra Mundial, y que destacó por sus continuas victorias en combates navales. Desde luego se trataba de un buque fuertemente armado, aunque su principal virtud era su velocidad (28 nudos – 52 Km/h aprox.), lo que conseguía que solamente existieran un puñado de barcos aliados lo suficientemente rápidos y poderosos para darle alcance y hundirlo.

Admiral Graf Spee William Terra 03El llamativo historial de combate de este navío, así como su peculiar final, hacen de él un objetivo llamativo para cualquier modelista naval. Entre septiembre y diciembre de 1939, el Admiral Graf Spee hundió nueve buques antes de verse enfrentado a tres cruceros británicos en la Batalla del Río de la Plata el 13 de diciembre. A pesar de que el navío alemán causó graves daños a los barcos británicos, también se vio obligado a retirarse con apreciables daños al puerto de Montevideo. Tras recibir informes falsos de que fuerzas navales británicas se aproximaban a su barco, en ese momento en reparaciones, y por lo tanto con su potencia de combate muy reducida, el comandante del buque Hans Langsdorff ordenó echarlo intencionadamente a pique. Un final poco glorioso para un barco de semejante historial.

Admiral Graf Spee William Terra 02El genial modelista naval William Terra (de Maine, EEUU) decidió que este era un buen modelo para realizar una réplica a escala, y se puso manos a la obra hasta completar la construcción de una maqueta que realizó desde cero siguiendo el modelo de una canoa, utilizando tracas de madera y después recubriéndola con fibra de vidrio.

La réplica de William Terra a escala 1:20 mide 9,1 metros (30 pies) y pesa aproximadamente 320 kilogramos, y va un poco más allá de las típicas maquetas de barcos que podemos comprar en cajas en cualquier tienda de modelismo. Aunque ciertamente para plantear la construcción de una maqueta de estas características, el modelista debe de armarse de una paciencia fuera de lo común, y disponer de los medios técnicos y espacio adecuado, no podemos negar que el resultado es tremendamente espectacular.

Y cuando en el principio de nuestro artículo hablamos de “otras prestaciones”, es porque debemos resaltar que el “mini” Admiral Graf Spee se impulsa gracias a un motor fuera borda de 15 CV situado debajo de la torreta trasera, pudiendo transportar a dos personas adultas y alcanzando una velocidad máxima de 24 Km/h.

¿Alguien puede ofrecer alguna otra maqueta que el propio modelista pueda capitanear sobre su mismísima cubierta?

 

Autor: Ildefonso Rubio

Dejar respuesta