HMS VictorySi de algo se adolece en España, es de no haber sabido cuidar y preservar nuestra historia, y por tanto, que las generaciones que sucedieron a aquellas que protagonizaron hechos relevantes, y en muchas ocasiones “heroicos”, no hayan podido disfrutar y admirar los medios con los que se lograron.

Si en este sentido hablamos de acciones navales, ni uno solo de los grandes navíos españoles ha sido preservado hasta nuestros días, hecho que hace que suframos de sana envidia de otros países que, sabiendo dar la relevancia necesaria a su historia, de la que se sienten orgullosos, sí han mantenido sobresalientes ejemplos de su “patrimonio naval”. Paradigmas claros son los EE.UU (que ha logrado mantener hasta nuestros días un navío tan emblemático para la historia naval de ese país como es la fragata “Constitutión”, primera unidad de su marina que tuvo relevancia, y que hasta hoy en día se mantiene en servicio, con dotación destinada a bordo.

HMS VictoryEl otro gran ejemplo es el que traemos en esta visita-reportaje, el HMS Victory, que fue buque insignia del celebrado Almirante Nelson en la historiada Batalla de Trafalgar, y que los británicos han mantenido hasta nuestros días, en reconocimiento a los bravos marinos ingleses que forjaron en la mar el gran Imperio Británico, y que hicieron que hoy día este país siga estando a la cabeza de Europa y del mundo.

Y centrándonos ya propiamente en la visita, esta nos hace pasar una horas en las entrañas de un navío de combate de la época, en la que podemos apreciar con claridad la vida a bordo, ya que se mantiene cuidado cada detalle.

El Victory está anclado en los astilleros de Portsmouth, y puede ser visitado cualquier día del año, excepto el de Navidad, y el día de San Esteban.

HMS VictoryHMS VictoryUna vez que hemos accedido a la cubierta principal (foto del encabezamiento), podemos visitar las baterías bajas, donde se desarrollaba la vida de la tripulación. Como podemos apreciar, el “Victory” es un navío pensado y diseñado por y para el combate naval, y como apreciamos en la imagen todo giraba alrededor de esta premisa, ya que esas cubiertas servían de baterías de combate, sollados (dormitorios), sala de comedor, etc.

HMS VictoryHMS VictoryHasta 104 cañones montó el navío en la Batalla de Trafalgar, de los cuales ocho de los originales se siguen conservando a bordo.

HMS VictoryHMS VictoryTambién podemos visitar las propias dependencias de Nelson, las cuales se conservan con total realismo, pudiendo así rememorar la figura de este insigne marino, desde la admiración que nos producirá pisar el entablado sobre el que dirigió la mayor batalla naval de la época.

HMS VictoryPor último mostramos una imagen del comedor de oficiales, con lo que comprobamos la diferencia de la vida a bordo en relación con la marinería, ya que el lujo del mismo contrasta con las mesas-comedor entre las baterías donde los marineros pasaban sus pocos ratos de asueto.

HMS VictoryCon ente pequeño reportaje queda hecha la invitación, a todo aquel que tenga la oportunidad, de realizar una visita, creemos que muy interesante, y que nos transportará a la época más gloriosa de las Armadas del mundo.

HMS Victory

 

Autor: Ildefonso Rubio

Dejar respuesta