Modelismo naval Modelismo de arsenal Detalles En artículos anteriores hemos ido haciendo un recorrido por las formas básicas de construcción naval: La construcción de kits y el modelismo naval a partir de planos. Una vez dominados estos métodos constructivos el modelista puede “necesitar” nuevos retos; será el momento de plantear el que consideramos como el método constructivo de más exigencia.

El modelismo de arsenal o astillero puede ser calificado como el mayor nivel constructivo al que el aficionado a la construcción naval en miniatura se puede enfrentar, ya que en esta modalidad el respeto a la veracidad histórica, el esmero en los acabados, y la utilización de materiales que aproximen el trabajo a la fidelización del navío a miniaturizar, nos llevan a emplear cada una de las técnicas adquiridas en el largo y pormenorizado aprendizaje que durante los diferentes niveles de modelismo aficionado han sido necesarias para la correcta finalización de nuestras maquetas.

El modelista de arsenal emplea las mejores maderas (peral, ébano, boj…), en casi todos los casos usadas al natural. Igualmente no suele conformarse con los hilos comerciales, disponiendo de algún aparato que le permita la elaboración propia de la cabullería, con lo que logran la fidelización en las escalas para las jarcias.

Modelismo naval Modelismo de arsenal PlanosEn definitiva, el modelista de “arsenal o astillero”, tiende a fabricar por si mismo cada una de las piezas y los elementos que el modelo a realizar requiere, por lo que se evidencia la necesidad de trabajar todos los oficios relacionados: carpintería, ebanistería, talla, calafateado, cordonería, velero, tornero…

A la hora de iniciar un trabajo en esta modalidad constructiva, el modelista tiene que, en primer lugar, marcar unos pasos a seguir de manera ineludible:

  • En primer lugar es necesario documentar la obra a realizar, por medio de la adquisición de la biografía y planos necesarios, la búsqueda de reseñas históricas en las que observar las costumbres y usos constructivos de la época del modelo, y la evaluación de los materiales a utilizar.
  • El siguiente paso debe ser la elección de la escala, siempre aparejada a la elección del modelo.
  • La tercera interrogante a plantear será la elección de la presentación que se le vaya a dar: estructura del casco, decidiendo si poner a la vista la estructura interna, su decoración interior, parte de la “enramada” a mostrar, si se revestirán las cubiertas al completo o se dejará partes de esta desnudas para una mejor visualización del entramado de baos y revestimientos interiores; si se colocará arboladura, jarcias y “trapo”, o preferiremos la presentación en “invernada”…

Modelismo naval Modelismo de arsenalComo vemos, la planificación anterior al inicio de la elaboración debe ser exhaustiva si pretendemos un resultado sin “improvisaciones” poco recomendables. Otra faceta no menos importante a tener en cuenta a la hora de plantear el inicio de una “enramada” es la de las herramientas y utensilios que se necesitarán para el trabajo.

Modelismo naval Modelismo de arsenal herramientasBásicamente contaremos con las mismas herramientas de mano usadas para las anteriores modalidades, pero añadiendo a nuestro taller maquinaria con la que elaborar cada una de las piezas que compondrán el modelo elegido. Así nos será tremendamente útil contar con una sierra eléctrica de contonear, con la que podremos sacar piezas de madera curvas, como por ejemplo las que componen cada una de las cuadernas, o las piezas que compondrán las roda o el codaste, los baos, yugos, etcétera.

Modelismo naval Modelismo de arsenal SierraIgualmente es aconsejable disponer de una mini sierra circular de mesa, para el corte de piezas rectas, como pueden ser las tracas, los enjaretados…

Un “mini torno”, para la fabricación de la multitud de piezas torneadas que se necesitarán: cabrestantes, cabillas, barriles, cubos, piezas decorativas, balaustradas… incluso parte de las que puedan componer la artillería del modelo.

Modelismo naval Modelismo de arsenal TornoSi además a las máquinas antes citadas, se le añade una lijadora de banda o tambor, podremos dar con mayor celeridad y precisión los mejores acabados, además de facilitarnos trabajos de redondeado y curvado.

Como es lógico pensar, todas estas máquinas, herramientas de mano y materiales necesitan de un espacio adecuado para su eficaz distribución, y que nos aporte a la vez una zona de trabajo adecuada y suficiente, por lo que contar con un habitáculo en el que poder disfrutar de nuestra afición nos facilita su disfrute.

Modelismo naval Modelismo de arsenal MaderaA groso modo estas son las premisas que el modelista que se decida a dar este último paso en este bello hobby debe contemplar, manteniendo siempre presente la cualidad primordial que todo modelista debe poseer: paciencia y gusto por lo bien acabado.

Imágenes: modelismonaval.com y proxxon.com

 

Autor: Ildefonso Rubio

Dejar respuesta