Modelo acorazado Jaime I navegando
Modelismonaval.com

El Jaime I es uno de los acorazados destacados de la historia naval española y su existencia coincidió con una época de cierto esplendor de la flota de nuestro país que tuvo lugar durante del primer tercio del siglo XX. Con todo, ha sufrido de un cierto olvido incluso dentro de los encargados de mantener la memoria histórica naval.

En este contexto el modelista Antonio Sánchez Cano quiso “rescatar” este barco del olvido a partir de  investigar y documentarse para poder elaborar de forma artesanal y a partir de planos -facilitados principalmente por museos navales- una maqueta a escala del Jaime I. Para reforzar el reto que se planteó optó por una escala 1/100 y por hacer de este acorazado su primer modelo de radiocontrol. Un trabajo que desarrolló durante cerca de seis años muy bien detallados en este enlace de la web del modelista o en este otro de Modelismo Naval. Y lo consiguió: realizó una maqueta navegable con una eslora de 1 metro y 39 centímetros que puede cargar con hasta 15 kilos y medio de lastre.

Historia del acorazado

Este acorazado es el resultado de la Ley de Escuadra del 7 de enero de 1908 que dio lugar a tres acorazados: España, Alfonso XIII y Jaime I. Los tres fueron desarrollados en el Ferrol por la Sociedad Española de Construcción Naval a partir de diseños de la firma británica Vickers. Aunque su botadura fue en 1914, su entrega a la Armada Española no se produjo hasta finales de 1921. El acorazado tuvo usos principalmente militares aunque también civiles: sirvió en Turquía en 1922 para defender los intereses españoles y en 1923 llevo al rey de España, Alfonso XIII, a Italia para visitar a Mussolini, al rey italiano, Victor Manuel, y al Papa. En 1924 y 1925 participó en la Guerra del Rif en territorio marroquí.

Acorazado Jaime I
Modelismonaval.com

Llegada la República trasladó el cuerpo de Vicente Blasco Ibáñez del puerto francés de Menton a Valencia en 1933 y participó en la represión de la revolución asturiana contra la República en 1934. Durante la Guerra Civil el acorazado fue fiel a la República. Finalmente, al poco de la victoria franquista, el 3 de julio de 1939, fue dado de baja de los buques de la Armada española por orden ministerial y acabó así su historial de 18 años de servicios al país.

Fuente: ascnaval.info y modelismonaval.com

Dejar respuesta