SanTelmoCuando se alcanzaban las postrimerías de siglo XVIII, la armada Española determina la necesidad de un reforzamiento de las unidades de su flota, que pasa por un rediseño en la construcción de navíos de línea que mejoren las prestaciones de estos buques, encargados de mantener y defender el, por entonces, vasto imperio español de ultramar, así como el intenso trasiego marítimo de suministros, tropas y riquezas entre las colonias de ultramar y los puertos de la península.

San Ildefonso buqueY es que la amenaza constante de corsarios y piratas, así como el acoso bélico de las otras grandes potencias navales de la época (Francia e Inglaterra), que tanto pasaban de aliadas a enemigas o viceversa, según los intereses políticos estratégicos de cada momento, obligaban a la España Imperial a disponer de una flota dispuesta y suficiente para velar por la difícil defensa marítima de unos intereses repartidos por los principales mares y océanos del globo.

015_curvas-banda-romeroCon estas premisas en 1782, la dirección naval española, encabezada por Mazarredo, encarga al Teniente General José Romero de Landa, el proyecto y dirección de construcción de un navío que sirviera de prototipo para la construcción de una nueva serie que refuerce el poderío naval de una España que veía como Ingleses y franceses, con sus indudables avances en construcción naval, estaban poniendo en entredicho.

Batalla trafalgarAsí, el recién nombrado nuevo Ingeniero Director de Marina Romero de Landa (tras la muerte de Gautier), se convierte en el padre del cuarto sistema de construcción naval, con el diseño del 74 cañones San Ildefonso, botado en Cartagena el 22 de enero de 1785 (víspera de la festividad del Santo que nombra al buque).

San Ildefonso proaEn su primera prueba de mar fue distinguido su buen gobierno, estabilidad en todas las posiciones casos y circunstancias, así como la amplitud y espacio de su batería.

A partir del diseño del San Ildefonso fueron construidos otros 7 navíos, denominados Los Ildefonsinos, 3 en los astilleros de El Ferrol: “Santa Ana” (1784), “Salvador del Mundo” (1787), y “Reyna Luisa” (1791); mientras que en los de La Habana eran botados el “Mejicano” (1786), el “Real Carlos” (1787), “San Hermenegildo” (1789) y “Príncipe de Asturias” (1794).

Falsa quillaDespués de 20 años de singladuras y confrontaciones bélicas al servicio de España, el San Ildefonso encontró su fin como buque de guerra español el 21 de octubre de 1805 en la Batalla de Trafalgar, donde fue capturado por la Royal Navy, no sin antes, al mando de D. José de Vargas, presentar batalla con la resulta de 34 muertos y 126 heridos.

Desde entonces pasó a formar parte de la marina británica, encontrándose documentación que en 1813 lo sitúa al mando del Capitán F. Harley.

ildefonso--644x362Como anécdotas cabe destacar que su enorme bandera de combate, de 19,8 por 14,4 metros, se encuentra expuesta en un museo londinense, y fue colgada en la iglesia de San Paul el 9 de enero de 1906, en el solemne entierro del Almirante Nelson.

occre_06_san_ildefonso_1En el listado que nos ofrece el afamado fabricante español Occre, no cabe duda que ocupa un lugar destacado como una de sus más notables productos, la maqueta a escala 1:70 de este impresionante e histórico navío que, proyectado en el tradicional sistema constructivo de falsa quilla y cuadernas pre-cortadas con laser.

sanildefonso_occre_05Incluye forro de tracas en maderas nobles, piecerio completo en metal y latón, set de velas cosidas, así como set de planos y paso a paso completo para su montaje efectivo, con el que el modelista a buen seguro disfrutará con su construcción, obteniendo una espectacular maqueta de 1250cm de eslora total, 895cm de altura y 470cm de manga (en la gavia del mayor).

sanildefonso_occre_02Como podemos apreciar, una detallada maqueta que a buen seguro ocupará un lugar prominente en nuestra particular vitrina expositiva.

 

Autor: Ildefonso Rubio

Dejar respuesta