El HMS Victory, actualmente ubicado en el histórico astillero de Portsmouth, es sin duda el buque de guerra más famoso de Gran Bretaña. Su fama mundial se debe a la batalla de Trafalgar, pero su historia hubiera podido ser mucho más breve.

Cómo un carpintero salvó al Victory

Diseñado por Sir Thomas Slade, comúnmente considerado el mejor arquitecto naval británico de su tiempo, este navío de primera clase de 100 cañones fue encargado por la Royal Navy en 1758, comenzado en 1759 y finalmente botado y bautizado el 7 de mayo de 1765 desde los astilleros de Chatham, en Kent. Fue aquí, antes de abandonar el astillero, que el HMS Victory evitó por los pelos su hundimiento. Aquél día el Victory y los operarios que trabajaron duro para su realización estuvieron de suerte: el carpintero naval Hartly Larkin tuvo una corazonada durante la noche. Larkin intuyó que el Victory era demasiado ancho para cruzar las compuertas que separaban el astillero del río Medway.

Había que hacer algo: quedaban pocas horas para el comienzo de una ceremonia en la que presenciarían los más altos cargos de la Royal Navy y destacados miembros del gobierno. Larkin se dio prisas y al amanecer confirmó sus temores: al Victory le sobraban 9,5 pulgadas de anchura. Fue así que decidió reunir a todos los carpinteros disponibles e intentar una maniobra desesperada: ensanchar a hachazos los marcos de las compuertas del astillero. La fuerza bruta y el miedo a un fracaso inminente hicieron el resto y, tras un trabajo febril, el HMS Victory pudo ser botado con éxito, sin que ninguno de los asistentes se enterase de lo sucedido.          La historia personal de Larkin no fue igual de brillante que su actuación. La marina de guerra nunca reconoció su valentía y su sangre fría a la hora de actuar. No se le concedió ningún reconocimiento ni recompensa. Finalmente fue cesado antes de tiempo y le fue asignada una pensión muy por debajo de sus méritos. Larkin falleció en 1803 sin poder vivir los momentos más gloriosos de “su” barco. En Model Space te ofrecemos la posibilidad de revivir la historia construyendo el buque de guerra más famoso de la Flota Británica. Ésta es la maqueta más completa del HMS Victory que podrás encontrar, con un exquisito cuidado por el detalle y abundantes atributos distintivos. Gracias a las instrucciones de montaje paso a paso no es necesario ser un experto modelista. Contarás con la ayuda necesaria para conseguir que tu maqueta sea una réplica fidedigna del buque insignia del capitán Nelson. La escala 1:84 permite reproducir cada detalle del navío auténtico.

Luca Parretti

Dejar respuesta