En los inicios del siglo XVI, y por lo tanto de la historia moderna, la filosofía naval del “recién nacido” Reino de España se ve forzada a implantar nuevos conceptos en lo referente al comercio y la defensa marítima.

Colon en AmericaHasta mediados del siglo XVI, cuando surgían conflictos bélicos derivados de la necesidad de mantener un dominio marítimo sobre Holanda e Inglaterra, y preservar la recién iniciada Carrera de Indias (transporte marítimo de las riquezas traídas desde el nuevo continente), la corona española recurría a la requisa de naos mercantes, adaptándolas para el combate.

Estas “levas” producían a los comerciantes navales un grave retroceso de sus finanzas, por lo que la iniciativa para construir embarcaciones comenzó a verse resentida. A la vez, la aparición de incontables piratas y corsarios, que acechaban el comercio con “Las Indias” hizo replantear la situación a los mandatarios españoles, que vieron la necesidad de contar con una flota propia de barcos especialmente creados para el transporte y la defensa de los bienes y territorios.

Así, a mediados del XVI se dicta una Ordenanza Real, que regula las nuevas medidas y dimensiones que se requerían para este tipo de naves, que al tener que ser más resistentes al combate, y montar un mayor número de piezas artilleras, precisaban mayor eslora, más superficie vélica y cascos más resistentes a la artillería enemiga.

De esta manera, la nao comercial usada hasta entonces fue evolucionando, como decimos, creciendo en eslora total, ampliando sus espejos de popa y sus puentes, y añadiendo los “juanetes” a su arboladura. O lo que es lo mismo: nació El Galéon Español, buque eminentemente guerrero, y que fue el primero que conformó la recién creada Armada de Guerra española permanente, otorgando a la Corona el dominio marítimo durante las siguientes décadas.

Replica Apostol Felipe
Réplica actual del galeón “Apóstol Felipe”

Como referente de este tipo de construcción naval encontramos los diseños del galeón de Gaztañeta, plasmados en su manuscrito de “Arte de fabricar Reales”, y que se plasmaron en la construcción del galeón Nuestra Señora de la Concepción y de las Ánimas, navío que fue buque insignia de la flota española en la última década del XVI, y primeros años del siglo XVII, y que marca el inicio de la Armada antes comentado.

Galeon Concepción
Ntra. Sra. de la Concepción y de las Ánimas. MNM

Este galeón, diseñado especialmente para el combate, montaba ya más de 90 piezas de artillería en tres puentes y, junto a la “nave Almiranta” Santísima Trinidad, fueron los dos mayores buques de guerra españoles a finales del siglo XVI.

El galeón fue, durante gran parte del siglo XVII, el navío “referencia” que dominó los mares y las marinas de guerra occidentales, a la vez que fue evolucionando y adaptándose, hasta desembocar, a finales del XVII y principios del XVIII, en la nave de combate por excelencia de la era de la vela, el navío de línea.

Para el modelista naval que busque recrear un galeón a partir de kit, son muchos los disponibles, y de multitud de fabricantes.

Centrándonos en algunos de los españoles, en la casa Occre tenemos por ejemplo el Galeón San Martín (1588), buque insignia en la “Armada Invencible”; o el San Marcos, que fue botado a principios del siglo XVI, como ejemplos de las naos evolucionadas que marcan el origen del galeón “de combate” propiamente dicho. De este mismo fabricante, y como ejemplo de lo último, encontramos el Apóstol Felipe, construido en 1628, y que entre otras misiones, formó parte de la flota de galeones de La Carrera de Indias.

Maqueta Galeon San Marcos Occre
San Martín
Maqueta San Marcos Occre
San Marcos
Galeon apostol felipe 2
Apóstol Felipe

Artesanía Latina pone a disposición el kit del San Francisco II, como ejemplo de galeón español.

Maqueta San Francisco II
San Francisco II

Por último, el fabricante Disarmodel comercializa un buen kit de montaje del galeón San Luis, navío del siglo XVII que participó en la Batalla de Las Dunas, acaecida dentro de la Guerra de los 80 Años, que España libró contra Francia y Holanda.

Maqueta San Luis¿Te apetece construir una de estas fantásticas maquetas de galeón?

 

Autor: Ildefonso Rubio

Dejar respuesta