Artesano Barcos en botellaLas historias de los grandes artistas del modelismo nos siguen fascinando. Ya sean constructores de maquetas de edificios, coches, motos o barcos, todos tienen un mérito enorme al enfrentarse a sus propios lienzos en blanco que convierten en creaciones impresionantes. Y en este artículo queremos destacar la pasión de un australiano, Ray Gascoigne, por la fabricación de algunos de los más bellos barcos en botella que hemos visto.

Ray Gascoigne ha construido cerca de 200 barcos de madera en sus más de 60 años dedicados al mundo marítimo en todas sus facetas. A pesar de que puede que no sean barcos destinados a navegar, representan una gran empresa, por lo menos en lo que al esfuerzo se refiere. Gascoigne exprime al máximo el hobby de la construcción de barcos pequeños y colocarlos dentro de una botella. Ya hemos hablado sobre cómo construir un barco en botella, así que seguro que algunos conceptos ya no os cogen de nuevas.

Barcos en Botella Bottled HistoryPara construir los pequeños barcos, Gascoigne utiliza madera de cedro rojo. Y para las piezas más finas, como los mástiles, usa palillos de bambú. Las primeras brocas que utilizó las hizo con agujas, aunque con el paso del tiempo y la profesionalización de los hobbies ahora hay tiendas con brocas especializadas para tan minúsculos trabajos.

La pregunta que todos se hacen al ver sus barcos es la de siempre, ¿cómo entra el barco en la botella? Gascoigne los construye fuera de la botella pero se asegura de que haya espacio suficiente en el cuello de esta para que pase su obra. Dando la impresión de que será difícil que el barco pase por el cuello de la botella, los mástiles del barco se doblan hasta quedar acostados sobre cubierta y entonces se halan hasta su posición vertical.

Pero para contar su historia, nada mejor que emplear imágenes que nos ayuden a entender su afición. De esta manera, desde la página web australiana Smith Journal realizaron un seguimiento durante varios días a Ray Gascoigne hablando de su trabajo y capturando en imágenes el proceso.

Barcos en botella“Cuando terminas uno, tienes una sensación de victoria difícil de explicar”, dice Gascoigne. “Cuando el resultado es un buen modelo, ya sabes, se ve bien, la gente lo admira. Te sientes bien con ello, probablemente como debe ocurrirle a un artista cuando termina una pintura”. Y la verdad es que viendo su trabajo simplemente podemos afirmar que Gascoigne es también un artista, dada la dificultad que este hobby entraña y la facilidad con la que parece colocar cada pieza en su lugar exacto para acabar creando unas barcos en botella simplemente espectaculares.

Os recomendamos ver el cortometraje de su historia que dejamos a continuación. El vídeo está en inglés, pero la belleza de las imágenes y las simples expresiones de Gascoigne demuestran la grandeza de su historia, que ya ha sido vista por cerca de 300.000 usuarios, demostrando que el modelismo naval sigue siendo una afición muy seguida y respetada.

Dejar respuesta