Tener un yate está en la lista de sueños de muchos amantes del mar. ¿Por qué? Muy sencillo: son rápidos y suelen ser muy lujosos. Recorrer las costas de los mares más espléndidos del mundo con un yate es un exceso que no muchos se pueden permitir. Si os gustan los yates, disfrutaréis viendo el vídeo time-lapse que os compartimos en este post. Se trata de un resumen de unos 40 segundos en el que podréis ver cómo se fabricó el Dilbar en el astillero Lürssen: 

El Dilbar es uno de los yates más lujosos del mundo, mide 156 metros de eslora y su precio total fue de 500 millones de euros. A parte de ser uno de los yates más grandes (y el primero en envergadura de cuantos surcan los mares del planeta), puede surcar los mares muy rápido, puesto que gracias a sus 40.000 CV puede llegar a alcanzar velocidades de crucero de 22,5 nudos, lo que serían casi 42 km/h.

dilbar yatchEl lujo del interior del yate es otro de los grandes inputs. Para realizar todas las tareas de manejo y mantenimiento se necesitan 80 miembros de tripulación. El Dilbar puede albergar 40 personas, tiene un total de siete cubiertas, y dos helipuertos. Por si fuera poco, tiene una enorme piscina, la más grande que pueda encontrarse sobre una embarcación privada.

dilbar yatchSu primer destino, después de su partida de Lürssen, fue el One Ocean Port Bell de Barcelona, un puerto exclusivo para grandes yates. En este otro vídeo podréis ver al yate en este puerto y haceros una idea de sus magnitudes:

Fuente: topgear.es

Dejar respuesta