Efecto de desgaste en maquetas de barcosHoy vamos a ayudaros a aplicar un interesante efecto de desgaste en vuestras maquetas de barcos. Dicho efecto ayudará a acentuar el paso del tiempo en las maquetas, y es que una réplica de un barco azotado por el paso de los años en alta mar es mucho más realista que una en que el navío luzca como recién salido del astillero.

Primero pintamos el barco para que parezca que ha sido recién pintado. Entonces elegimos lotes separados de colores que se han de aclarar u oscurecer. Las de color más claro para los aspectos más destacados y los más oscuros para las zonas de sombra, sólo para añadir profundidad. Luego realizamos más baños oscuros de pintura para acentuar aún más los detalles, seguido por un cepillado en seco con un color más claro para las zonas a destacar. Es fácil ver que los cascos y las pantallas protectoras de los buques que han estado en el mar durante largos períodos son más claros en las partes más bajas, por lo que podemos concluir que esto es debido a la acumulación de depósitos de sal: el agua llega a las láminas y se evapora a medida que corre hacia abajo, dejando las sales y los depósitos minerales en las partes más bajas. Lo mismo ocurre en los cascos donde el oleaje  llega por encima de la línea de flotación.

Obviamente, será menos pronunciado en la medida que suba la altura del barco. Las cubiertas tienen áreas de tránsito en las que las pinturas se parecen más a la pintura fresca por el desgaste de los zapatos de la tripulación. Las áreas sin movimiento de personas tienen más oxidación y son más claras. Las cubiertas superiores se manchan como las zonas inferiores también.

Después de lograr que la pintura se aclare de la forma que queremos, seguimos adelante y aplicamos una capa de color transparente para sellar éste primer paso. Ahora preparamos el siguiente paso… el óxido.

Para ello podemos usar acuarelas y mezclar negro, marrón, blanco, amarillo y naranja en cantidades variables, utilizando una superficie a modo de paleta y con poca agua para que no se formen gotas cuando se aplica la pintura. Hay que recordar que no todo es óxido, también hay aceite de las máquinas y  suciedad acumulada. Para inspirarnos siempre podemos ir a una marina o puerto a ver los barcos reales o embarcaciones de trabajo.

Efecto de desgaste en maquetas de barcosSe pueden aplicar los colores abundantemente mientras los matices y  tonos sean los que estamos buscando. Aplicamos con un pincel grande o un hisopo de algodón, siendo un poco más abundantes donde el agua es probable que corra o donde las cosas podrían rozar entre sí. Después de secar le damos pasos húmedos con agua y borramos una mayor parte de la pintura.

Aquí es donde se puede retirar parte de ella para que sea sutil. Podemos dejarla más abundante en algunos lugares para representar  zonas donde se acumula mucho óxido; o muy delgada como si fuera sólo una mancha. Incluso borrarla por completo dónde en otras partes.

Por último usamos un aerógrafo ligeramente alrededor de las zonas de óxido con los colores base original, para llevar el óxido hasta el límite. De la forma en que lo vemos, el óxido  no se produce de repente y tiene diferentes efectos en diferentes áreas. También hay diferencia entre las áreas donde el óxido y la suciedad se han depositado y en donde la pintura ha permitido el paso del agua y se ha oxidado por completo. El ir y venir con el color base y el óxido da la impresión de que el óxido se ha acumulado con el tiempo.

Para acabar, el uso de acuarelas también funciona para las manchas de combustible alrededor de tanques de los aviones. Por supuesto, estos consejos funcionan mejor en escalas mayores. Lo importante es mantener un efecto sutil o absorberá todos nuestros esfuerzos anteriores. Siempre tenemos que actuar con moderación.

Dejar respuesta