Montaje P40 Warhawk Trumpeter 1
Elegí esta maqueta porque siempre me han gustado las líneas del P-40 en sus versiones iniciales.

Para construir nuestro primer avión elegimos una maqueta de una marca de prestigio como Trumpeter, la del caza estadounidense Curtiss P-40 Warhawk, y así nos aseguramos de que tenemos menos posibilidades de tener problemas durante el montaje, aunque algunas veces ya hemos visto que esta regla no se cumple. La escala elegida es la 1/72, la escala de los caballeros. Tiene la ventaja de su tamaño, lo que nos permitirá que nuestra colección sea más amplia, y el inconveniente de que el detallado no es tan intensivo como en escalas más grandes, pero vamos a ver que es más que suficiente para obtener un modelo totalmente realista.

Montaje P40 Warhawk Trumpeter 2
Vamos a utilizar una serie de aftermarkets para detallar la maqueta. Casi todos ellos son de aplicación directa.

Para el proceso del montaje vamos a introducir dos materiales nuevos, aunque de un modo muy controlado: los fotograbados y las resinas. Hoy en día cuando queramos detallar una maqueta son los dos elementos que más vamos a trabajar. A la hora de reproducir detalles muchas veces el plástico de la maqueta o el propio proceso de fabricación de la misma no es capaz de aportar la suficiente finura que algunas piezas necesitarían. Otras veces los fabricantes cometen errores en la reproducción. Ahí entran en juego estos dos elementos.

Montaje P40 Warhawk Trumpeter 3
El panel en fotograbado aporta un realismo que no se consigue de ninguna otra manera.

Para nuestra maqueta en concreto he utilizado los fotograbados para reproducir el panel de instrumentos del mismo. Muchos fabricantes simplemente lo resuelven mediante una calca, y es sorprendente el número de modelistas que se conforman con esta opción “porque total, dentro de la cabina no se va a ver”. En mi opinión esto es un error por pequeña que nos pueda parecer la escala. Todos los detalles cuentan y este es uno de los más llamativos cuando están bien hechos. También añadiré los cinturones del asiento en este mismo material.

Montaje P40 Warhawk Trumpeter 4
En el conjunto de la cabina los cinturones de fotograbado aportan otro detalle de realismo difícilmente conseguible por otros métodos.

Por otro lado he utilizado resinas por un motivo práctico. De hecho siempre suelo usar resinas en mis aviones para las mismas piezas, que normalmente son las que resultan más pobres en cuanto a su detallado. En concreto he usado ruedas nuevas de resina por el escaso grosor de las ruedas de la maqueta, los escapes porque ya vienen perfectamente ahuecados en la resina y las ametralladoras por el mismo motivo.

Comenzamos siempre por todos los elementos que una vez terminada la construcción del modelo van a quedar cerrados o escondidos haciendo imposible o muy difícil su pintura en fases posteriores. Estos elementos típicamente van a ser la cabina y los pozos de aterrizaje. No solo las montaremos primero sino que además las pintaremos.

Montaje P40 Warhawk Trumpeter 5
Las dos mitades del fuselaje y las alas pegadas, todo ello esperando para el montaje final.

Tenemos que detallar todo lo que podamos, así que añadimos una rejilla metálica a la entrada frontal de los radiadores, sustituimos las ametralladoras por las de resina, detallamos con plasticard e hilo de cobre los laterales de la cabina, añadimos las líneas de freno a los trenes de aterrizaje y en general vamos añadiendo detalles según nuestras fotos de referencia.

Hecho todo esto, que es el trabajo más pesado de la maqueta sin duda, podremos cerrar el fuselaje y las alas, comprobando siempre los encajes y añadiendo masilla y lijando aquellas uniones que no veamos claras. He de decir que en ese sentido la maqueta de Trumpeter es una maravilla en cuanto a encajes. La verdad es que casi no he usado masilla.

Montaje P40 Warhawk Trumpeter 6
El conjunto principal pegado y listo para la fase de pintura. Es importante que todo se vea limpio.

Una vez unidas estas piezas ensamblamos todo el conjunto de la manera más limpia posible. Un punto crítico en los aviones suele ser la unión de las alas con el fuselaje, que normalmente tendremos que repasar con los métodos habituales de masilla y lija. Nuevamente en mi caso el encaje ha sido perfecto.

La verdad es que es una maqueta muy recomendable en cuanto a su montaje. No da problemas de casi ningún tipo. Todos los elementos que haya que pintar aparte o que se puedan romper los dejamos sin pegar todavía para facilitar este proceso. Eso será en la segunda parte del artículo.

 

Autor: Daniel Martinez

Dejar respuesta