El proceso de la aviación que, junto con el de la electrónica, condujo a una nueva generación de cazas originó asimismo una nueva clase de bombarderos. Se trataba de aviones gigantescos y rápidos, con un potencial estratégico llevado al límite por las armas nucleares. En las primeras décadas de la Guerra Fría estas máquinas trajeron al mundo la pesadilla representada por la amenaza del holocausto atómico, tal como Hiroshima y Nagasaki habían sufrido en el año 1945.

Además de su despliegue como aviones tácticos, los bombarderos estratégicos continuaron desarrollándose y empleándose como armas de disuasión en la confrontación Este-Oeste durante toda la década de 1960, antes de dar el paso a sistemas de armas aún más devastadoras y complejos, los misiles balísticos intercontinentales, a los que Estados Unidos y la Unión Soviética se entregaron como si se tratase de una envoltura imaginaria que se suponía que les podía proteger de la agresión mutua.

Bombarderos Convair B58
taringa.net

Este cambio en sus cometidos, no obstante, no redujo en absoluto el enorme potencial de los grandes bombarderos, que continuaron utilizándose con la misma eficacia. La mejor prueba de los logros alcanzados en tecnología aeronáutica en estas máquinas de la década de 1950 y 1960 la proporciona la larguísima carrera del Boeing B-52 Stratofortress, quizás el modelo más veterano de la aviación militar. Tras más de medio siglo en servicio en todos los conflictos del siglo XX, sigue siendo uno de los componentes insustituibles del arsenal de la USAF del tercer milenio gracias a la electrónica. Ahora es no sólo una plataforma de lanzamiento de misiles, sino, sobre todo, un muy sofisticado y avanzado avión de contramedidas.

El B-52 fue el bombardero de reacción más logrado que salió de la frenética carrera por la superioridad en la Guerra Fría. Su realización se remonta a unos pocos años después del primer avión de la nueva generación, el Boeing B-47 Stratojet, que apareció en 1950. Le siguió en 1959 el Convair B-58 Hustler, un aparato más moderno y avanzado que, a pesar de sus excepcionales prestaciones (su velocidad operativa era de Mach 2), estuvo en servicio durante un período relativamente breve y no consiguió nunca igualar la gran flexibilidad operativa del B-52.

Bombarderos Stratojet
wikipedia.org

En el bloque rival, la evolución de los grandes bombarderos fue parecida, caracterizada asimismo por el gigantismo y las prestaciones en aumento, en un proceso que no interrumpió hasta que los misiles balísticos asumieron su papel estratégico. Los exponentes más significativos y conocidos de esta clase de aviones fueron el Myasischev Mya-4 de 1953, el Tupolev Tu-16 de 1954, el Tupolev Tu-20 de 1957 y el supersónico Tupolev Tu-22, aparecido en 1960 como respuesta directa al B-58 desplegado por la USAF. En este formidable arsenal figuraba un avión que, si bien no tan moderno y avanzado como los otros, les sobrevivió a todos.

Era el Tupolev Tu-20, un gigantesco cuatrimotor turbohélice que permaneció en servicio más de 30 años, demostrando ser insustituible en una increíble variedad de cometidos muy distintos del de bombardero estratégico para el que fue concebido: reconocimiento, contramedidas electrónicas, estación de radar en vuelo e incluso como mortífera plataforma de lanzamiento de misiles de crucero.

Bombarderos Tupolev
steeljawscribe.com

Toda la estructura de la fuerza aérea soviética se racionalizó y optimizó para manejar con eficiencia este excepcional despliegue de recursos y para reforzar el protagonismo que se le había asignado en el “equilibrio de poder”. En el transcurso de una compleja reorganización de la fuerza aérea de la URSS en la década de 1960, los bombarderos estratégicos pasaron a formar parte de la ADD (Aviatsiya Dalnovo Deistviya, fuerza aérea de largo alcance). Para el resto de la fuerza aérea se crearon otras tres organizaciones: la IAPVO (Aviatsiya Protivovozdushnoi Oborony Strany, fuerza de defensa aérea territorial), la FA (Frontovaya Aviatsiya, fuerza aérea táctica) y la WSMF (Morskaya Aviatsiya, el cuerpo aéreo de la Armada con base en tierra con cometidos de reconocimiento, patrulla costera y guerra antisubmarino).

Comparacion Bombarderos
steeljawscribe.com

Pero Estados Unidos y la Unión Soviética no fueron los únicos en incrementar su arsenal estratégico. Junto a estas dos superpotencias que encabezaron la carrera durante la década de 1950, un tercer actor, Gran Bretaña, se unió con brillantez a la lucha. Bajo el impulso del proceso de rearme y desarrollo aeronáutico provocado por la guerra de Corea construyó tres grandes bombarderos modernos, la llamada serie V: el Vickers Valiant, aparecido a finales de 1953; el Avro Vulcan de febrero de 1955, y el Handley Page Victor (febrero de 1956). Estos aviones fueron los representantes de la RAF durante todo el periodo de la disuasión nuclear. El Vulcan fue el mejor del mundo en su clase, con un ala en delta, y muy longevo, ya que estuvo en servicio hasta principios de la década de 1980.

Bombarderos Avro Vulcan
loveplanes.co.uk

 

Autor: Edgar Lizcano

Dejar respuesta