Boeing-B-52-Stratofortress
vwmin.org

La historia del Boeing B-52 Stratofortress, después de 50 años de servicio en el siglo pasado, estaba lejos de haber concluido en los primeros años del nuevo milenio. Desde Vietnam, este inmortal gigante del aire ha desempeñado un papel destacado en todos los conflictos y ha demostrado ser insustituible en una gran variedad de cometidos, muchos de ellos totalmente distintos del de arma de disuasión nuclear para el que fue concebido en el punto culminante de la Guerra Fría.

Tras celebrar el 50º aniversario de su primer vuelo, el 15 de abril de 2002, la USAF anunció su intención de mantener operativos 94 aviones supervivientes (de los 744 construidos) hasta el año 2045.

El proyecto arrancó en el lejano 1945, cuando la USAF solicitó a Boeing que desarrollase un nuevo bombardero estratégico con capacidad nuclear. El diseño inicial se basó en motores de turbohélice, pero a fines de 1948, tras la decisión de instalar motores de reacción, se revisó todo el programa.

Se construyeron dos prototipos y el vuelo inaugural lo efectuó el segundo de ellos el 15 de abril de 1952. De la serie inicial, B-52A, sólo se fabricaron tres aparatos, y en agosto de 1954 comenzó un largo ciclo de evaluación operativa, que concluyó en 1957 con su asignación al Mando Aéreo Estratégico. Entre tanto, entró en servicio la segunda variante, la B-52B. De ella se construyeron 50 unidades, de las que 27 se destinaron al reconocimiento estratégico (RB-52B).

Boeing B-52A
curbsideclassic.com

Las siguientes versiones se caracterizaron por continuos cambios en aviónica, motores y armamento. Por orden, fueron << C >>, aparecida el 9 de marzo de 1956 (35 ejemplares); la << D >> del 4 de junio de 1956 (170 aparatos, destinados al cometido de bombardeo; la << E >>, con aviónica mejorada (100 ejemplares; vuelo inaugural el 31 de octubre de 1957); y la << F >>, con motores más potentes, presentada el 14 de mayo de 1958 (89 ejemplares). El prototipo de la siguiente variante, la B-52G, que voló por primera vez el 26 de octubre de 1958, introdujo importantes cambios estructurales en ala y el estabilizador. De esta serie se construyeron 133 aparatos, antes de que la producción se desplazase a las 102 de la última versión, la B-52H, aparecida el 6 de mayo de 1961. Con ella el bombardero alcanzó sus máximas prestaciones, gracias a la adopción de nuevos turborreactores de doble flujo Pratt & Whitney y la posibilidad de llevar todos los tipos de misiles y armas convencionales disponibles en aquel momento.

Boeing-B-52
wallpapers1920x1200.com

El B-52 hizo su debut en la guerra de Vietnam, en la que efectuó 7.784 misiones hasta enero de 1973. El paso de los años y la evolución de la tecnología no afectaron en absoluto su valía. Tuvo, por ejemplo, un papel crucial en la guerra del Golfo de 1991, en los Balcanes y en Afganistán, teatros de operaciones en los que este avión, además de las tareas de bombardeo convencionales, realizó las de interdicción con armas de precisión y misiles de crucero. Los ataques a baja cota y el reconocimiento marítimo son otras especializaciones de los B-52H, que siguen figurando en el arsenal estadounidense.

 

Autor: Edgar Lizcano

Dejar respuesta