Eurofighter Typhoon Ala 11 España 09122010
Eurofighter Typhoon del Ala 11 del Ejército del Aire español. Basado en Morón, cerca de Sevilla, España. (Ilustración Ángel Sánchez)

El EF-200 es un caza polivalente avanzado fabricado por el consorcio europeo Eurofighter GmbH para servir en las fuerzas aéreas de cuatro países de Europa. En su diseño utilizan los más modernos materiales y los más avanzados sistemas de aviónica para la fabricación de un avión de combate que ha supuesto la mayor colaboración industrial de la historia de Europa.

A principios de los años ochenta, varios países europeos se pusieron de acuerdo para fabricar un avión de caza moderno para sustituir a los aparatos de este tipo existentes en sus fuerzas aéreas que se encontraban cerca de cumplir su edad de servicio operativa. Las cinco naciones naciones, España, Gran Bretaña, Francia, Alemania e Italia, coincidían en los requerimientos que fuesen más allá de un interceptor al uso, para contar con un aparato rápido y maniobrable de superioridad aérea optimizado para el combate aéreo que estuviese a la altura de los cazas estadounidenses y rusos de última generación.

Durante el proceso de diseño, Francia decidió retirarse del consorcio para centrarse en la financiación del caza “Rafale” fabricado por la empresa francesa Dassault. Los cuatro países restantes dividieron las tareas de diseño y fabricación. Gran Bretaña y Alemania diseñaron algo más del 33% del aparato cada uno, mientras que España e Italia se encargaron del porcentaje restante. Tras unos años de trabajo incesante, en 1992 surgió el segundo problema, consistente en el aumento alarmante de los costes de producción, muy alejados del presupuesto inicial. Tras arduas negociaciones, se decidió rebajar significativamente los requerimientos  del caza para hacerlo viable económicamente, lo que se tradujo en una reducción de las prestaciones iniciales. El primer prototipo de demostración alzó el vuelo a principios de 1994, tras el cual siguieron otro seis que pusieron a prueba desde la maniobrabilidad, pasando por los sistemas de radares y aviónica, hasta el manejo de armamento. Tras algunos problemas menores y contratiempos adicionales, finalmente el flamante EF-2000 entró en servicio en el año 2004.

El equipo de diseño decidió dotar al fuselaje una linea suavizada con una mínima estructura de cola, unas alas tipo  delta-cantilever y la inclusión de estabilizadores horizontales situados por delante de las alas, denominados canards. Este diseño tenía la particularidad de ser inestable aerodinámicamente de manera intencional con el fin de lograr un alto nivel de maniobrabilidad y mejorar las características de manejo durante el vuelo, que se consigue mediante un sistema “fly-by-wire” que proporciona estabilización artificial. Su planta motriz, fabricada por Eurojet, está formada por dos motores EJ200 turbofan que le permite alcanzar  una velocidad máxima de 2.450 km/h, alcanzando  Mach 1,3 en vuelo supersónico sin postquemador, con un techo de servicio de 19.800 m.

La cabina tiene una muy alta visibilidad y el piloto dispone de un grado de automatización máximo para facilitar su trabajo, en el que la información relevante se presenta ante él de manera automática. Para ello cuenta con un casco integrado y  de visión nocturna a través del sistema de visión infrarroja FLIR. Además de las pantallas y controles, su aviónica incluye sistemas de asistencia defensiva, control de armamento, comunicaciones y un completo subsistema de ataque e identificación.

El EF-200 tiene un completo sistema de armamento, que comienza con un cañón de 27 mm. Tiene la capacidad de transportar hasta 7.500 Kg de material  en sus trece puntos de anclaje. Dependiendo de la misión asignada, puede transportar bombas de caída libre, bombas guiadas de varios tipos, misiles aire-aire de corto y largo alcance,  misiles aire-tierra y anti-buque, además de poder transportar y lanzar misiles de crucero.

 

Autor: Gustavo Cano

Dejar respuesta