Dassault Super Etendard
Dassault-Breguet Super Étendard nº7 de la Flotilla 11F de la Aviación Naval Francesa. Cambrai (Francia), 1986.

El 1 de abril de 1963, la reconstituida Flotilla 11F de la Aviación Naval Francesa recibía los primeros ejemplares del Dassault Étendard IVM con el que se ensayaron los apontajes en el portaaviones Clemenceau. El Étendard IV acompañó a esta unidad a su nueva sede en la BAN de Landivisiau y precedió su futuro caballo de batalla: el Dassault-Bréguet Super Étendard. Este avión se incorporó a Landivisiau en 1978 avalado por su capacidad de ataque terrestre y marítimo gracias a su capacidad de transportar el misil antibuque AM-39 Exocet o una bomba nuclear AN-52.

La primera actuación operativa de los Super Étendard de la Flotilla 11F tuvo lugar en Oriente Medio (Operación Olifant, 1983) y en la década de los 90 intervinieron en conflictos relacionados con la seguridad europea, como los Balcanes y Kosovo (Operaciones Balbuzard, Salamandre y Trident). Fuera de Europa prestaron apoyo a las tropas francesas en Afganistán (Operación Héracles y Anaconda) y finalmente han tenido cierto protagonismo en la Operation Harmattan (Libia, 2011) junto a los efectivos de la Flotilla 17F en las acciones contra las tropas de Muamar el Gadaffi.

Los Super Étendard equiparon otras dos escuadrillas de combate y una unidad de entrenamiento de la aviación naval francesa. La actuación bélica del reactor de Dassault tuvo gran relevancia portando la enseña de la Armada Argentina en el conflicto de las Malvinas, donde su combinación con el Exocet obtuvo resultados letales. Francia también suministró un pequeño número de estos reactores navales al gobierno de  Bagdad durante la guerra Irak-Irán, pero no tuvo tan buenos resultados como en el conflicto del Atlántico Sur. A partir de 2010, estos veteranos reactores de combate empezaron a ser sustituidos por Dassault Rafale, mientras que los Super Étendard restantes fueron transferidos a la Flotilla 17F.

El avión de la ilustración es el aparato nº 7 que intervino en el Tiger Meet celebrado en Cambrai en 1986. La 11F pertenece a la NATO Tiger Association; para este evento, a su emblema de unidad (un hipocampo), le añadió –entre otros motivos- un pequeñoy  mimetizado felino, así como a un tigre bajo la cabina del piloto cuya cola se prolongaba en la tobera de admisión.

La aparición de este reactor de caza embarcado es producto de un largo y complejo proceso de modificaciones ocurridas en la década de los años 70 (que no estuvieron exentas de motivaciones político-comerciales) del avión embarcado AMD-BA Etendard IV. Inicialmente, el Super Étendard surgió del tablero de diseño para ajustarse a las especificaciones emitidas por el Armée de l´Air y la OTAN para obtener un avión ligero para ataque a tierra. Dassault construyó dos ejemplares para cada uno de esos organismos y, como propuesta exclusivamente particular, también fabricó un modelo naval. El primer prototipo de pruebas del Super Étendard voló en octubre de 1974; poco después, la Armada hizo un pedido de 60 unidades que comenzaron a entregarse a partir de junio de 1978.

El Super Étendard es un avión de ataque ligero, monoplaza propulsado por un SNECMA Atar 8K50. Presenta alas de diedro negativo y posición baja, tren de aterrizaje de largo recorrido para los apontajes en portaaviones y gancho de frenado. Este reactor naval está equipado con una pértiga de reabastecimiento en vuelo escamoteable y cuenta con dos puntos de carga para armas, así como de tres anclajes para depósitos auxiliares de combustible.

A finales de la década de los 80 se puso en evidencia la necesidad de mejorar tecnológicamente este reactor, dando paso al proyecto Super Étendard Modernisé (SEM). Al avión de Dassault se le instaló un nuevo radar Anemone y se modernizó su sistema de navegación/ataque, siendo el cambio más llamativo la incorporación de la marcación e integración de armamento guiado por láser. La vida operativa de este reactor se alargará hasta 2015, en que será sustituido por el Dassault Rafale M (Marine).

Características técnicas del Dassault-Breguet Super Étendard

  • Tipo: Avión cazabombardero embarcado.
  • Envergadura: 9,6 m. Longitud: 14,31 m.
  • Altura: 3,9 m.
  • Superficie alar: 28,4 m².
  • Peso en vacío: 6.500 Kg. (máximo al despegue: 12.000 Kg).
  • Velocidad máxima: Mach 1,3.
  • Techo de servicio: 15.500 m.
  • Autonomía: 850 Km.
  • Planta motriz: un turbojet SNECMA Atar 8K-50 de 5.000 Kg de empuje.
  • Armamento: Dos cañones DEFA 552 A de 30 mm con 125 proyectiles cada uno. Cinco  afustes subalares que pueden cargar misiles aire-aire Matra Magic 2, misiles aire-superficie Exocet, misiles de guiado láser aire-superficie AS-30, depósitos de combustible, lanzacohetes LR150, bombas de caída libre y guiadas por láser o una bomba nuclear AN-52 o un misil nuclear ASMP.

Se puede adquirir una reproducción a escala 1:72 del Dassault Super Étendard a través de la colección Aviones de Combate a Reacción.

 

Autor: Carlos Lázaro Ávila

Dejar respuesta