Consolidated B-24 Boeing B-17 1Consolidated B-24 Liberator

El Consolidated B-24 Liberator es un bombardero americano que compartió con el Boeing B-17 la carga de los ataques aéreos diurnos aliados contra el Tercer Reich. Se produjeron 18.188 ejemplares hasta mayo de 1945, en numerosas variantes. Este voluminoso cuatrimotor no sólo sirvió con los colores estadounidenses, sino también con los de la RAF ( su segundo mayor usuario, con 1.694 aparatos), Australia, Canadá y Sudáfrica.

Desplegado en todos los frentes, el B-24 resultó ser tremendamente versátil y, gracias a su gran radio de acción, fue utilizado en tareas para las que no había sido concebido, tales como el transporte, el reconocimiento naval o la lucha antisubmarina.

Consolidated empezó a trabajar en este proyecto en enero de 1939, poniendo en vuelo el primer prototipo XB-24 el 29 de diciembre. El primer modelo de gran serie fue el B-24D, que fue encargado en grandes cantidades en 1940 y del que se produjeron 2.738 unidades. El B-24D (llamado Liberator Mk III por la RAF y PB4Y-1 por la Marina) fue usado por la USAF como bombardero a partir de junio de 1942; al principio operó en Oriente Próximo y en el Pacífico.

Consolidated B-24 Boeing B-17 2La siguiente versión, la B-24E, era parecida, en tanto que la B-24G incorporó una modificación muy importante, el añadido de una torreta giratoria en la proa para mejorar la defensa contra los ataques frontales. Esta reforma fue la última de cierta relevancia, así que a partir de mediados de 1943 el gigantesco consorcio industrial que empezó a producir el B-24 en grandes cantidades entregó unos aviones que, en su apariencia exterior, resultaban prácticamente idénticos.

Parecidos al B-24G fueron los subsiguientes B-24H, de los que se hicieron 3.100 ejemplares. En ellos se basó la versión más numerosa, la J (6.678 aparatos). Estos dos modelos se suministraron a la RAF, que los denominó Liberator Mk VI. Mejoras ulteriores en los sistemas de a bordo caracterizaron las versiones L y M, que fueron las últimas y de las que se fabricaron 1.677 y 2,593 ejemplares, respectivamente, hasta el 31 de mayo de 1945.

Boeing B-17 Flying Fortress

Pocos aviones ha habido en la historia de la aviación que sean un símbolo del poder militar y, al mismo tiempo, una leyenda para sus pilotos y tripulaciones. Uno de ellos es el Boeing B-17 Flying Fortress, el primer bombardero estratégico desplegado por Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial y la máquina que, quizá más que ninguna otra, tuvo una mayor contribución en la destrucción del Tercer Reich y el fin del conflicto bélico en Europa.

Consolidated-B-24-Boeing-B-17-3En toda la contienda se construyeron 12.731 aparatos de este tipo. El primer vuelo del prototipo tuvo lugar el 28 de julio de 1935, mientras que el primer pedido, por 39 aviones B-17B, se firmó en 1938; al año siguiente fueron solicitados 38 aparatos B-17C, y en 1940, 42 del tipo D. Estas dos últimas versiones fueron las primeras que entraron en combate: desde mayo de 1941, con los colores británicos, e inmediatamente después de Pearl Harbor, con los estadounidenses.

En 1941 apareció el modelo B-17E, en el que se había reformado la sección de cola para conseguir mayor estabilidad y poder instalarle armamento defensivo. Este fue mejorado mediante dos torretas, una dorsal y otra ventral, dotada cada una con dos ametralladoras de 12,7 mm. Se entregaron 512 aviones B-17E, seguidos de 3.400 aviones del tipo B-17F, que voló por primera vez en mayo de 1942 y contaba con más mejoras en el armamento.

Consolidated B-24 Boeing B-17 4De la última variante, la B-17G, se produjo una cantidad mucho mayor, que empezó a llegar a los frentes en el año 1943. En total salieron de las líneas de montaje 8.695 ejemplares. Estas fortalezas volantes tenían un armamento defensivo aún más poderoso, reforzado, además con una torreta por control remoto en la sección de proa.

 

Autor: Edgar Lizcano

Dejar respuesta