C-16 Typhoon
Eurofighter Typhoon del Ala 11 del Ejército del Aire español. Basado en Morón, cerca de Sevilla (Perfil realizado por Ángel Sánchez)

Introducir el moderno Eurofighter Typhoon ha sido, sin duda, un reto mayúsculo al que la aviación militar española ha tenido que hacer frente en la última década. En la actualidad, a pesar de la crisis económica que ha ralentizado de forma notable el programa Eurofighter, el Ejército del Aire cuenta ya con una unidad plenamente operativa dotada de C-16 Typhoon, designación española del caza europeo. El desafío ha sido máximo, pues España ha optado por participar como miembro principal en el desarrollo de la aeronave, en lugar de mantener su postura compradora del pasado: no se adquiere e importa una tecnología cerrada, “llave en mano”, sino que se colabora directamente en la evolución del producto y en sus modificaciones, con todas sus ventajas pero también con sus dificultades. Esto ha significado trabajar estrechamente con los otros miembros del consorcio (Alemania, Italia y Gran Bretaña) para ir puliendo el avión en un proceso no exento de problemas e, incluso, de serios accidentes.

Las entregas de los Typhoon para España se iniciaron en 2003, estando programadas de forma escalonada hasta 2012, aunque la crisis económica ha afectado a los plazos del proyecto europeo. La previsión original era que España recibiese en esos nueve años 43 de los 87 Eurofighter que le corresponden, según su porcentaje de participación en el consorcio. La serie de entregas se dividió en tres tramos (tranches): los aparatos de la Tranche 1 serían configuraciones Typhoon iniciales, con plena capacidad aire-aire pero limitada funcionalidad de ataque a tierra; en la Tranche 2, actualmente en proceso, se incorpora nuevo hardware de integración de armamento e importantes mejoras en la capacidad operacional, incorporando la capacidad de ataque a suelo (bombas Paveway IV y EGBU-16); mientras que la evolución concreta de la Tranche 3 se encuentra actualmente en el aire por motivos de presupuesto.

A medida que se han ido recibiendo, el Ejército del Aire ha operado y adaptado el C-16 Typhoon a sus necesidades. Todos los aviones españoles de la Tranche 1 (2003-2007) fueron asignados al Ala 11, con base en Morón, equipando dos escuadrones: el 113, dotado principalmente de biplazas para tareas de formación, y el 111 Escuadrón, que será el primer escuadrón de combate (Grupo 11) del Ala 11. Actualmente los aparatos españoles de la Tranche 2 se están incorporando al servicio en sus unidades e implementando nuevas capacidades específicas.

Siete años después de entrar en servicio en el Ejército del Aire, en febrero de 2010 los Eurofighter españoles del Ala 11 rebasaron la simbólica cifra de 10.000 horas de vuelo, representando la culminación del reto de desarrollar y poner a punto a uno de los mejores cazas a la vanguardia tecnológica internacional, con una vida operativa estimada en unos treinta años. Tecnología y diseño aeronáutico de vanguardia que debe competir ahora en diferentes mercados, codo con codo, con otros excelentes desarrollos como el Dassault Rafale.

 

Autor: Miguel Angel Cajigal Vera

Dejar respuesta